Situados en entornos rurales o a orillas del mar se encuentran algunos de los centros termales y balnearios más espectaculares de la Isla. Existe la posibilidad de combinar relajación con actividades de ocio como el golf, la equitación, la pesca, el tenis, el ciclismo, el tiro con arco o el senderismo.

Los balnearios de Irlanda son santuarios de calma y paz. Una combinación de los mejores tratamientos terapéuticos con actividades de ocio y gastronomía en entornos únicos como castillos históricos o centros vanguardistas. La Isla Esmeralda ofrece armonía, bienestar, belleza y tranquilidad a través de enclaves en los que la relajación y el lujo que se fusionan creando una combinación inolvidable para quien la prueba.

Los balnearios y spas en Irlanda combinan los tratamientos más tradicionales con los últimos y más vanguardistas tales como masajes de piedras calientes con basalto local, duchas de vapor, fuentes de hielo o tanques de flotación en seco, entre otros.

Hotel Park en Kenmare, condado de Kerry

Hotel Park en Kenmare, condado de Kerry

Solis Lough Eske Castle, un lugar inmejorable en el Condado de Donegal

Un castillo gaélico da la bienvenida al visitante en las inmediaciones del Eske Loughe. Allí, en este emplazamiento histórico se encuentra el Solis Lough Eske Castle, un balneario de cinco estrellas donde poder disfrutar de un merecido descanso con terapias revitalizantes naturales, una suite o una piscina cubierta de 12 metros de longitud.

Fota Island Resort, un oasis para la mente y el cuerpo.

Situado en el Condado de Cork, el Fota Island Resort aúna el restablecimiento de la energía personal, la relajación y el cuidado del cuerpo. El centro tiene un “río para caminar” y tratamientos exclusivos de baños corporales de leche, miel, chocolate e incluso oro de 24 quilates. Toda una experiencia que enriquecerá la piel y le devolverá el brillo y la vitalidad. Además, el resort tiene un magnífico campo de golf.

Baño en algas marinas para revitalizar la piel.

Las algas tienen grandes beneficios para el cuidado antienvejecimiento de la piel. De hecho, los irlandeses conocen bien sus cualidades ya que la utilización de las algas marinas como terapias autóctonas tiene sus orígenes durante la época eduardiana. Hay baños de algas por todos los rincones de la isla, pero destacan los baños de algas de Connemara en el Condado de Galway y los baños de algas SOAK en Newcastle, Condado de Down.

En Irlanda se encuentran centros que reúnen romanticismo, bienestar y armonía capaces de crear sensaciones únicas. Durante la estancia en los diferentes balnearios, se podrán realizar además, actividades de ocio como golf, equitación o senderismo. Irlanda es un destino relajante en el que es posible encontrar la paz interior y sentirse bien con uno mismo.