Se trata de la primera exposición que se puede ver en Cádiz fruto del acuerdo entre la Fundación Cajasol y la Obra Social la Caixa y el Museo del Prado y también la primera compuesta íntegramente por fondos del Prado que se podrá disfrutar en la capital gaditana

Cádiz – 12 JUN 2015 – Redacción

“Los objetos hablan” reúne una selección de 60 pinturas y objetos de las principales escuelas representadas en el Prado entre los siglos XVI y XIX de autores como Velázquez, Rubens o Ribera. Cuatro de estas pinturas –El cardenal de Goya, Álvarez Sotomayor de Esteve, La Inmaculada Concepción de Murillo y Vanitas de Pietro Negri- se exponen por primera vez en el contexto de esta muestra ya que no han podido ser contempladas en las sedes anteriores. Cada una de las piezas revela la importancia de un objeto para entender qué quiere transmitir el artista o bien su valor identificativo con el personaje representado: desde su estrato social, la iconografía de dioses y santos hasta la transformación del objeto como pieza de coleccionismo.

La exposición, organizada conjuntamente por el Museo Nacional del Prado y la Obra Social “la Caixa” en colaboración con el Ayuntamiento de Cádiz y la Casa de Iberoamérica, permanecerá hasta el 20 de septiembre en la capital gaditana presentando un recorrido geográfico y cronológico por las colecciones del Museo del Prado para aproximar al espectador a objetos que le rodean, que utiliza de manera natural, automáticamente o conscientemente, y que forman una parte esencial de la vida. Esta muestra, que forma parte del programa de exposiciones itinerantes organizadas conjuntamente por el Prado y la Obra Social ‘la Caixa’, ha sido visitada por más de 150.000 personas en sus sedes anteriores: los centros CaixaForum de las ciudades de Lleida, Girona, Tarragona y Zaragoza.

Los objetos hablan. Colecciones del Museo del Prado

Los objetos hablan. Colecciones del Museo del Prado

Compuesta exclusivamente por obras del Museo del Prado, “Los objetos hablan” ofrece a sus visitantes la posibilidad de disfrutar de una cuidada selección de pinturas y también de objetos de artes decorativas, piezas de primer orden que tradicionalmente han quedado relegadas o ensombrecidas por las creaciones y los nombres de los principales pintores y escultores europeos de los siglos XV al XIX.

Las obras seleccionadas, que van desde una medalla de Felipe II, fechada en 1559, hasta la figura de una mujer en la playa pintada por Cecilio Pla en la segunda década del siglo XX, plantean una visión sobre los objetos que acompañan a hombres y mujeres en su vida cotidiana o en momentos de especial significación, aquellos con los que quisieron o pidieron ser retratados. Desentrañar qué información nos dan los objetos sobre esos personajes, su época o su contexto geográfico, o qué significado oculto puede tener alguno de ellos es el principal cometido de esta muestra.