El escritor plasmó en sus libros un profundo conocimiento de los ríos de Castilla y León que recorrió a lo largo de las largas jornadas que dedicó a esta afición. En su libro “Mis amigas las truchas”, describió con belleza y minuciosidad alguno de los ecosistemas acuáticos de Castilla y León, convirtiéndose en auténticos ‘cuadernos de pesca’

León – 13 JUN 2016 – Redacción

El escritar vallisoletano Miguel Delibes ha sido homenakeado en un acto que se ha celebrado ayer domingo en el Aula del Río de Vegas del Condado (León). Además el célebre escritor vallisoletano fue ilustre pregonero de la Semana Internacional de la Trucha durante los primeros de la celebración.

Durante el acto, se ha descubierto una placa conmemorativa y se ha anunciado que a partir de hoy el centro pasa a llamarse Aula del Río ‘Miguel Delibes’.

Miguel Delibes

Miguel Delibes

El acto ha servido para explicar que “es de absoluta justicia reconocer no sólo el amor que Miguel Delibes sentía por la pesca sino por toda la Naturaleza, con mayúsculas, y que plasmó en su dilatada bibliografía”. El escritor vallisoletano “hizo de su afición un alegato en defensa de la biodiversidad y mostró su preocupación por los peligros que la acechan, temas muy presentes en la realidad actual”, concluyó.

Con la presencia de familiares del escritor y de algunos de los guardas, ya jubilados, que acompañaron al escritor durante sus largas jornadas de pesca por alguno de los ríos trucheros de la provincia de León se ha querido rendir homenaje a la faceta de pescador de Miguel Delibes. Samuel y Patricio, guardas del Coto de Garaño de río Luna y del Coto de Santa Marina del Rey de río Órbigo, respectivamente, han podido compartir su experiencia con los asistentes y descubrir algunos de los secretos del maestro en el arte de la pesca.

La obra escrita en el año 1977, “Mis amigas las truchas”, trata de la pesca describiendo sus salidas por los ríos Órbigo y Rudón, principalmente durante las temporadas de 1972 a 1976. A lo largo de sus 192 páginas refleja con minuciosidad, mezcla de humor y riquísimo lenguaje, su amor y profundo conocimiento de la naturaleza.

Este libro, no sólo es un ‘cuaderno de pesca’, es una muestra de que su vida tenía un vínculo con el mundo rural y la pesca, y plasma este compromiso como hombre y novelista. Como dijo Delibes, en una cita del libro “los hombres de mi pasta, necesitamos refugiarnos en el monte o en el río al menos una vez por semana para conservar eso que llaman equilibrio vital”.

La jornada finalizó con los actos programados con motivo del Día Internacional de Pesca a la Leonesa que contó con la participación de José Rubén Pérez, presidente de la Asociación Pescaleón, Pedro García Trapiello, periodista, pregonero de este año y pescador que presentó su último libro sobre ríos y pesca, y Javier Reyero, reconocido pescador.