La Coordinadora Ecoloxista ha denunciado  de nuevo a la Confederación Hidrogarfica del Cantábrico y de nuevo a la Consejeria de Economía y Empleo, nuevas irregularidades en los sondeos de Salave, ahora son el vertido de los lodos de los sondeos al mar, sin tratamiento alguno

Oviedo – Redacción – 30 OCT 13

Los sondeos que esta haciendo  “Exploraciones Mineras del Cantábrico, S.L.,” con la complicidad del Principado con el objetivo de seguir estudiando  la peligrosa explotación de mina  de oro que Asturgold quiere abrir en Salave.

La empresa ha vuelto a incumplir una vez más las condiciones autorizadas en la resolución del Principado publicada en el Bopa del pasado 26 de julio del 2013, concretamente las referidas al punto 14 de la resolución

14) Los lodos recogidos en las balsas de decantación deberán retirarse de la zona de sondeo y entregarse a una instalación autorizada para su gestión, comunicando su destino al órgano ambiental competente.

Ha sido pillados vertiendo durante varios días los lodos del proceso en una alcantarilla de Tapia, concretamente la ubicada en Represa al lado del albergue de peregrinos, alcantarilla que acaba en un pedrero cercano metros mas allá en plena mar, lo supone una nueva vulneración de las normas ambientales por parte de la empresa minera.

Vertidos lodos contaminados en Salave

Vertidos lodos contaminados en Salave

Antes la Coordinadora Ecoloxista ya había denunciado a la empresa por verter los lodos en las pistas de accesos, por trabajar de noche, cuando ambas condiciones incumplían los puntos 9,11 y 14 de la Resolución del Principado.

Ante las pruebas continuas de incumplimiento de las condiciones impuestas, la organización ecologista espera que el Principado de una vez proceda a paralizar dichos sondeos, además de sancionar de forma adecuada a la empresa responsable y pedir la descontaminación de la zona afectada por los vertidos.

A pesar de la complicidad manifiesta del Principado, la Coordinadora Ecoloxista va seguir trabajando contra el peligroso proyecto de la mina y planta de tratamiento de oro de Salave, que esta aún pendiente de numerosas autorizaciones ambientales y urbanísticas para iniciar su explotación.