Los turistas chinos gastaron en Madrid un 30% más en el último año, con un desembolso medio de casi 1.400 euros, según Global Blue, consultora de turismo y operador internacional de tax free

Madrid – 20 JUL 2015  – INT

A pesar del incremento, elgasto de los viajeros extracomunitarios en Madrid está aún muy lejos del que realizan en otras ciudades europeas. Por cada euro que invierte en la capital de España, dicho turista -el que pide la devolución del IVA de sus compras, más conocido como tax free-, se deja 2,2 euros en Munich, 3,5 en Milán y hasta 9,5 euros enLondres o París.

Para Global Blue, las razones de esta desventaja se encuentran en una serie de asignaturas pendientes que España todavía tiene que aprobar para situarse al nivel de otras capitales de Europa, además de poner en valor su oferta turística.

Turistas chinos en Madrid

Turistas chinos en Madrid

Entre las mejoras pendientes, destaca un incremento de la conectividad aérea con Asia. Según estimaciones de dicha consultora, la mera puesta en marcha de una sola línea aérea entre una ciudad como Madrid y otra extracomunitaria supondría una inyección de alrededor de 70 millones de euros al PIB y 370 empleos para la capital. Un impacto económico que se derivaría del aumento de las compras.

España recibe cerca de 300.000 turistas chinos

“El turismo de shopping es un motor de crecimiento de la economía de un país, siempre y cuando nos dirijamos al visitante adecuado. Por eso, es muy importante facilitar las conexiones aéreas, así como reorientar los mensajes y ofrecer a estos turistas una experiencia de compra de bienes de lujo que satisfaga sus expectativas. Tenemos constancia de que muchos chinos cuando viajan al extranjero regresan frustrados por haberse gastado menos de lo planeado, ¿podemos dejar escapar esta oportunidad?”, se pregunta el country manager de Global Blue en España, Luis Llorca.

Otra medida que facilitaría la llegada de turistas extracomunitarios sería el establecimiento de una política de visados múltiples para cruzar las fronteras españolas, tal como se hizo hace años con Rusia.

Por el contrario, la citada compañía advierte de que la entrada en vigor, prevista para el próximo mes de octubre, de los visados biométricos representará un obstáculo adicional para la entrada de chinos al Viejo Continente.

Además, recomienda digitalizar el proceso de devolución del IVA, como ocurre en otros países de Europa, ya que proporcionaría una experiencia mucho más satisfactoria al visitante al no tener que usar papeles, al tiempo que agiliza el pago de la devolución del impuesto. Cabe recordar en este sentido, que Hacienda estudia la implementación de un sistema de validación telemática de las facturas.

La consultora anima, además, a intensificar las campañas de promoción y tener en cuenta las preferencias de estos visitantes, a los que erróneamente se suelen trasladar los mismos mensajes que a los turistas comunitarios. Sin olvidar la conveniencia de adaptarse a los códigos culturales de las nacionalidades que entran a comprar en las tiendas.