El jurado de los Premios Zarcillo 2015, compuesto por 73 profesionales de reconocido prestigio relacionados con la viticultura y la enología como enólogos, sumilleres, periodistas especializados, o compradores internacionales, han catado las 1.807 muestras de 385 bodegas pertenecientes a 20 países presentadas a este Concurso

León – 30 JUL 2015 – Redacción

El número de muestras sitúa los Zarcillo como el quinto concurso internacional en cuanto al número de muestras y el primero de ámbito nacional de los reconocidos por la Oficina Internacional de la Viña y el Vino (OIV), organismo internacional que supervisa este concurso.

En lo que se refiere a la participación por figuras de calidad, de las 1.807 muestras presentadas, 1.633 (90 %) pertenecen a alguna figura de calidad -D.O.P., I.G.P. o equivalentes-. En total han sido 86 las figuras de calidad participantes.

Premios Zarcillo

El jurado ha concedido siete ‘Gran Zarcillo de Oro’, 107 ‘Zarcillo de Oro’ y 169 ‘Zarcillo de Plata’. De estos, los vinos de Castilla y León han obtenido tres ‘Gran Zarcillo de Oro’, 64 ‘Zarcillo de Oro’ y 83 ‘Zarcillo de Plata’.

Gran Zarcillo de Oro

Los siete ‘Gran Zarcillo de Oro’ son tres tintos, un vino blanco, uno vino espumoso, uno pertenece a la categoría denominada ‘Otros vinos dulces’ -en la que se incluyen los dulces y los de uva sobremadura- y uno a la categoría ‘Vino de licor’. Por procedencia, seis son españoles y uno alemán.

Los vinos de Castilla y León que han obtenido tres de los siete ‘Gran Zarcillo de Oro’ son un blanco perteneciente a la D.O. Rueda –Alta Plata Verdejo, del 2014, de Bodegas Mocén-; un tinto de la D.O. Ribera del Duero –Carmelo Rodero TSM, de la añada de 2011, de Bodegas Rodero– y un tinto de la D.O. Toro –Viña Aleza Selección, de la añada de 2014, de Bodegas Francisco Casas-. Los otros tres vinos españoles que han recibido distinción de este nivel proceden de Aragón, Cataluña y Andalucía.

Beca a la comercialización exterior

Las bodegas que elaboran los vinos Viña Aleza Selección, Alta Plata Verdejo y Carmelo Rodero TSM, al ser los vinos de Castilla y León con una mayor puntuación, recibirán una beca de apoyo a la comercialización exterior. Este reconocimiento se materializa en una aportación económica de 50.000 euros con la que se pretende fomentar la internacionalización de las bodegas de Castilla y León, en especial abriendo o consolidando mercados emergentes o potenciales consumidores de vino. Además, con ello se apoya a las bodegas en la comercialización de sus vinos y sirve para vincular en el exterior los Premios Zarcillo con los vinos de Castilla y León.

Zarcillo de Oro

De los 107 vinos galardonados con un ‘Zarcillo de Oro’, 24 son blancos, dos rosados, 65 tintos, un espumoso, once de licor, y cuatro pertenecen a la categoría denominada ‘Otros vinos dulces’. El origen es mayoritariamente nacional: 101 proceden de España, y seis de Alemania.

Castilla y León ha obtenido 64 de los 107 ‘Zarcillo de Oro’: 45 tintos -28 de la D.O. Ribera del Duero, 13 de la D.O. Toro, tres de la D.O. Cigales y uno de la IGP Vinos de la Tierra de Castilla y León-; 17 blancos -15 de la D.O. Rueda, uno de la D.O. Toro y uno de la IGP Vinos de la Tierra de Castilla y León-, uno rosado de Vinos de Calidad Valles de Benavente; y un licor de la IGP Vinos de la Tierra de Castilla y León.

Zarcillo de Plata

La cifra total de 169 galardonados con un ‘Zarcillo de Plata’ se distribuye en 118 tintos, 31 vinos blancos, siete rosados, cinco espumosos, cinco de otros vinos dulces, dos de vinos de variedades aromáticas y un vino de aguja. De los premiados como ‘Zarcillo de plata’, 160 proceden de España, cuatro de Alemania, tres de Rumania, y uno de cada uno de los siguientes países: Argentina y Georgia.

Un total de 83 vinos de Castilla y León han sido galardonados con un ‘Zarcillo de Plata’ y se distribuyen del siguiente modo: 59 tintos -37 de la D.O. Ribera del Duero, 16 de la D.O. Toro, dos de la D.O. Bierzo, dos de la I.G.P. Vinos de la Tierra de Castilla y León uno de la D.O. Cigales y uno de la D.O. Tierra de León-; 19 blancos -16 de la D.O Rueda, uno de la D.O. Tierra de León, uno de la D.O. Toro y uno de la I.G.P. Vinos de la Tierra de Castilla y León-; tres rosados de la D.O. Ribera del Duero; uno en la categoría vinos espumosos de la IGP Vinos de la Tierra de Castilla y León; y uno en la categoría otros vinos dulces de la IGP Vinos de la Tierra de Castilla y León.

Este resultado de los vinos de Castilla y León está estrechamente relacionado con la apuesta que ha hecho el sector por los vinos de calidad. La Comunidad cuenta actualmente con 65.000 hectáreas acogidas a figuras de calidad, el 86 % de la superficie total de viñedo de Castilla y León, cuando hace 13 años era del 38 % -unas 29.000 hectáreas-.