La invernada de aves acuáticas en los humedales de Huelva ha quedado fijada en la campaña 2014 en un total de 63.387 individuos de 80 especies diferentes

Huelva – 14 ABR 2015 – INT

Los mejores resultados, como es habitual desde que comenzara la realización de censos en 2003, se han concentrado en las zonas de marismas mareales, un punto en el que, según ha confirmado la delegada territorial, vuelve a ocupar una posición preponderante el Paraje Natural Marismas del Odiel.

Además, la Reserva de la Biosfera ha aportado en 2014 hasta 21.400 ejemplares, el 33,76 por ciento de la cantidad global de aves acuáticas invernantes de toda la geografía onubense. En esta misma línea, hay que considerar el comportamiento del único humedal mixto, el Estero Domingo Rubio, que se extiende junto a las desembocaduras de los ríos Tinto y Odiel, en Palos de la Frontera (Huelva), ha experimentado un crecimiento anual, en este sentido, del 24% en el periodo 2004-2014 y alberga a 43 especies distintas.

Aguila pescadora

Ejemplar de águila pescadora

 

De otro lado, la Junta de Andalucía ha apuntado que el análisis de los censos mensuales del último ejercicio en la provincia de Huelva sitúa, por primera vez, a enero como el “mes de mayor abundancia”, con ese 63.387 aves de 80 especies diferentes. Algo que ha venido a romper la tendencia de la última década, en la que el mes de agosto se ha erigido de manera generalizada en el de mayor profusión.

Los valores de invernada, por tanto, han superado en 2014 a los del paso postnupcial de la época estival. Asimismo, por grupos tróficos, en enero de 2014 se ha observado que 23.707 de los ejemplares censados son limícolas; y otros 28.341, gaviotas y afines, lo que pone de relieve el papel crucial que desempeñan para la invernada los humedales del litoral onubense.

Por su parte, en las zonas de agua dulce, las familias más abundantes son las de las fochas y afines y las anátidas.

El águila pescadora, emblema

Por último, la Junta ha puesto de relieve que una “especie emblemática” como es el águila pescadora, calificada con la categoría de vulnerable en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas, ha vuelto a tener una “importante incidencia” en la provincia de Huelva.

Además de las cuatro parejas reproductoras que habitan el Paraje Natural Marismas del Odiel, se han contabilizado en 2014 hasta 27 ejemplares invernantes de esta espectacular rapaz. De igual modo, dentro de las 63.387 aves acuáticas censadas se encuentran también 161 gaviotas de Audouin –también vulnerable–, tres cigüeñas negras, dos porrones pardos o dos garcillas cangrejeras, todas ellas en peligro de extinción.