El último censo de aves acuáticas invernantes realizado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en 230 humedales de la comunidad ha contabilizado la  presencia de un total de 807.438 ejemplares de 95 especies diferentesSevilla – Redacción – 25 FEB 2014

Del total censado, 494.959 ejemplares de 72 especies distintas se encuentran en el área de Doñana, lo que supone el 61 por ciento de los efectivos de aves acuáticas en Andalucía. A este espacio natural le siguen la Bahía de Cádiz, con 67.516 individuos de 61 tipos de aves diferentes; la Laguna de Fuente de Piedra (48.642 de 30); y Marismas del Odiel (21.402 de 63), ha precisado la Consejería en un comunicado.

Las especies más numerosas que se han identificado este invierno en los humedales andaluces son el cuchara común (136.834 ejemplares), la gaviota sombría (85.446), el correlimos común (80.907), la aguja colinegra (51.846), el flamenco (49.158) y el ánade azulón (34.255 ejemplares), que entre todas agrupan el 54 por ciento de los efectivos invernantes.

Por otra parte, entre los grupos tróficos más abundantes destacan las anátidas, con 312.893 ejemplares de 20 especies –el 39 por ciento de los efectivos–, seguidas de las limícolas (224.318 de 30) y las gaviotas y afines (134.497 de 16). Cabe destacar que la mayoría de estos grupos han experimentado aumento significativo de la población invernante en el periodo 2004-2014, a excepción del grupo de los cormoranes, que muestra un ligero descenso.

De las especies amenazadas incluidas en el Plan de Recuperación y Conservación de Aves de Humedales se han contabilizado 1.838 ejemplares en un total de 60 lagunas repartidas entre las distintas provincias andaluzas. Así, de las catalogadas en peligro destaca la presencia de 1.402 ejemplares de malvasía cabeciblanca, 219 de cerceta pardilla (el 70 por ciento censado en Doñana) y los 69 de porrón común registrados en 15 humedales. En relación con las especies catalogadas como vulnerables, resalta que la población del águila pescadora se mantiene estable, con 93 individuos censados en el mes de enero, mientras que la focha moruna, con un total de 29 ejemplares inventariados, muestra una tendencia negativa.

En este censo, elaborado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en enero de 2014, han colaborado la Estación Biológica de Doñana, la Estación Ornitológica de Padul y la Reserva Natural Concertada de Charca Suárez.

Andalucía posee el patrimonio natural de humedales litorales e interiores más ricos y mejor conservados de España y de la Unión Europea, albergando el 17 por ciento del total de las zonas húmedas españolas. La importancia de estos enclaves no viene sólo por sus valores ecológicos y de reserva de la biodiversidad, sino por aportar también beneficios directos a la vida cotidiana de los ciudadanos, contribuyendo al mantenimiento de actividades económicas como el marisqueo o el turismo.