El Museo Etnográfico de Castilla y León cuenta ya con una nueva sala, la de mayores dimensiones del museo, dedicada a ‘El espacio y el entorno’, con la que se pretende explicar el universo desde la perspectiva del ser humano y su relación con el entorno

Zamora – Redacción -15 ENE 2014

Tras diez años de andadura, el Museo Etnográfico de Castilla y León renueva contenidos e ideas con una nueva planta expositiva que hasta ahora se había utilizado para exposiciones temporales. Con la apertura de este espacio que es el de mayores dimensiones del museo y lleva por título ‘El espacio y el entorno’, se culmina un ciclo del proyecto museístico iniciado hace diez años con el que se propone analizar y explicar el universo desde la perspectiva del ser humano. Esta nueva sala del museo habla de la relación con el entorno y con la naturaleza para dar paso al estudio de la vida cotidiana, el trabajo, la producción, los oficios y el hábitat. En consecuencia, se muestra al visitante el lugar donde hombres y mujeres llevan a cabo su existencia, con una reflexión acerca de aspectos que atañen al individuo, a su vida en común y a su habilidad para enfrentarse y solucionar los problemas suscitados por el entorno y derivados de la convivencia con otros individuos, con los animales y con su entorno natural.

Esta planta del museo, que es la quinta de la exposición permanente, se estructura en las siguientes áreas: los trabajos y los días, la agricultura, la ganadería, la alimentación, cultura pastoril, textil, trabajo de la madera, la forja; los ingenios y la mecanización; la naturaleza y su uso, los animales y, finalmente, el espacio, la vivienda, los enseres domésticos.

Museo Etnográfico de Castilla y León

Museo Etnográfico de Castilla y León

10 años del Museo Etnográfico de Castilla y León

El Museo Etnográfico de Castilla y León ha mantenido e incluso incrementado el nivel de visitas y de actividades. Si en 2012 el número de visitantes y participantes en sus actividades fue de 22.200, en 2013 se ha incrementado hasta los 32.435, lo que supone un aumento del 46,10 %. Desde su apertura en diciembre de 2002, el museo ha sido visitado por casi 315.000 personas.

También se ha incremento la participación del público, sobre todo joven, a través de internet y redes sociales, colaborando activamente y conectando con las propuestas de la variada actividad que desarrolla el museo y la satisfacción de visitantes y usuarios que se manifiesta en el número importante de donaciones de fondos materiales, 14.701 piezas y documentales, que tiene lugar de forma constante.

El Museo Etnográfico de Castilla y León se ha convertido, desde sus inicios, y consolidado día a día, en un contenedor cultural sin paralelo por sus contenidos específicos pero, a la vez, por la variada actividad cultural que continuamente se ofrece en sus diferentes espacios. Al mismo tiempo, se facilitan cauces para que investigadores, profesionales y propuestas de otras instituciones o profesionales tengan cabida en el museo. Es igualmente destacable la colaboración con los otros museos regionales, una realidad incrementada en los últimos años mediante el apoyo y la presencia en actividades, intercambio de fondos y materiales para exposiciones y comunicación constante.