Castilla y León, Madrid y el Gobierno central han destinado este año cerca de siete millones de euros al cuidado de sus 33.960 hectáreas. En 2016, se intensificarán las actividades orientadas a compatibilizar los usos públicos con la preservación de sus valores naturales

Valladolid – 25 NOV 2015 – Redacción

El Consejería Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid se han reunido en la localidad segoviana de Valsaín, con el Patronato del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, un órgano en el que figuran todas las administraciones, entidades y asociaciones implicadas en este espacio natural y en el que los representantes de la Junta de Castilla y León, la Comunidad de Madrid y el Gobierno central -a través del organismo autónomo Parques Nacionales- han coincidido en la necesidad de sumar esfuerzos para seguir mejorando su conservación.

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama tiene una extensión total de 33.960 hectáreas y su área de influencia socioeconómica se extiende a 34 municipios, con una población de alrededor de 150.000 habitantes. Durante la reunión se puso de manifiesto la buena sintonía entre las administraciones autonómicas y el Gobierno central, que este año han destinado cerca de siete millones de euros al desarrollo de las distintas actividades de ordenación y conservación de este espacio natural.

Parque Nacional de la Sierra Guadarrama

Parque Nacional de la Sierra Guadarrama

Así, se han desarrollado múltiples iniciativas de investigación, como el seguimiento del ciclo reproductor del buitre negro en la vertiente madrileña, y de educación ambiental en los cinco centros de visitantes del Parque, que organizan a lo largo de todo el año actividades gratuitas educativas y de ocio para todos los públicos, aparte de ofrecer información a los visitantes del Parque y volcarse en el desarrollo y formación de la población local a través de cursos, encuentros…

El objetivo para el próximo año es mantener e incrementar esta oferta e implementar la coordinación con los distintos ayuntamientos y entidades -ecologistas, sociedades de cazadores- para compatibilizar los usos públicos del Parque con la mejora de la conservación del espacio. También se pretende impulsar el desarrollo socioeconómico de los municipios ubicados en el Parque y en su área de influencia con cerca de 700.000 euros en ayudas para mejorar sus infraestructuras.

Durante la reunión también se informó sobre el Plan de Gestión y Control Poblacional de especies como la cabra montés y el jabalí, y además se dio cuenta de los avances en el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque. Ambos documentos están aún en fase de desarrollo y el objetivo es presentarlos a todas las partes en el primer trimestre de 2016.