La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente cerró de modo temporal 3 proyectos por causar destrozos a bosques forestales de Selva Baja Caducifolia en una superficie de 10.cinco hectáreas, en Oaxaca

Ciudad de México – 28 DIC 2015 – planetaazul.com

Estos proyectos no contaban con certificados sobre Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para ejecutar este tipo de tareas.

En una primera acción, la Delegación de la PROFEPA en la organización, en atención a una denuncia ciudadana, cerró la elaboración y operación del fraccionamiento “Las Lomas” en el municipio de San Pedro Pochutla; la superficie afectada equivale a un total de 90,319 mtrs cuadrados.

Tala de árboles y deforestación

Durante una segunda inspección esta dependencia realizó la clausura total temporal del plan “Centro Integral Intermunicipal para la gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) y desechos de Manejo Especial (RME)”, en el paraje La Ciénega II, municipio de San Pedro Pochutla por el cambio de uso de suelo en vegetación de Selva Baja Caducifolia.

El zona dañada corresponde a un total 12,825 m2; así como también el inspeccionado no contaba con la autorización en materia de cambio de uso de suelo que emite la SEMARNAT.

En una tercera actuación, se impuso como medida la clausura total temporal en el paraje denominado “Bahía de Tembo” en el municipio de San Pedro Pochutla; es consecuencia de la construcción de un proceso inmobiliario el cual estaba afectando ecosistemas costeros.

En este caso, en una superficie de 1,930 m2 se efectuó el la remoción de vegetación forestal característica de Selva Baja Caducifolia.

Además, cabe destacar que en cumplimiento de la normatividad correspondiente se colocaron 6 sellos de clausura en el fraccionamiento “Las Lomas”, 2 sellos en el “Centro Integral Intermunicipal para la gestión de RSU y RME” y 3 sellos en el progreso inmobiliario.

Con acciones como dicha, la PROFEPA inhibe la comisión de los ilícitos forestales, al tiempo que refrenda su compromiso y misión de proteger los recursos naturales de México, del mismo modo que procurar la justicia ambiental mediante el estricto cumplimiento de la Ley.