MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

W. Shakespeare
miércoles, 27 noviembre, 2013 – 21:00
Teatro el Albéitar

lABORATORIO PERMANENTE DE CREACIÓN VOCAL
ÁREA DE TEATRO DE LA ESCUELA MUNICIPAL DE MÚSICA Y ARTES ESCÉNICAS DE LEÓN, presenta:

Mucho ruido y pocas nueces
(William Shakespeare)
 
      Mesina, Italia, siglo XVI. El ejército aragonés es siempre bien recibido en la ciudad, tras haber ayudado a liberarla del asedio de las tropas francesas.
      En esta ocasión Doña Petra, la princesa de Aragón, no viene sola. La acompañan su hermana Doña Juana y dos nobles italianos que se han mostrado especialmente valerosos en la batalla. Son los caballeros Claudio de Florencia y Benedicto de Padua.
      La gobernadora de Mesina, Leonata, así como su hermano y mano derecha, Antonio, reciben amablemente a toda la comitiva en su palacio. Y lo mismo puede decirse de las jóvenes Hero y Beatriz, cada cual a su manera…
      Resueltas las dificultades militares, nuevas tareas animan la estancia de los protagonistas en la ciudad. El estruendo de la guerra cede su puesto al amor.
      Pero este amor no resulta nada silencioso: batallas dialécticas, conflictos de caracteres, juegos, engaños, traición y confusiones tejen una trama en la que nada es lo que parece.
      Hará falta la unión de muchas voluntades y cierta dosis de suerte para deshacer el entuerto…
 
REPARTO
 
Antonio: Jesús Pérez
Beatriz: Mar Almar
Benedicto: Manuel Martinez
Borachio: Miro Llamas
Claudio: Alberto Nicolás
Dogberry: Ruth Oblanca
Doña Juana: Ángeles Espeso
Doña Petra: Isabel San Millán
Hero: Ruth Oblanca
Leonata: Yolanda Suárez
Servidores de Escena: Sonia Martínez, Duli Díez, Oscar López e Inés Diago
 
DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN
Nuria Castaño
 
ESCENOGRAFÍA 
Alumnos del Laboratorio de Creación Vocal y
Área de Teatro de la Escuela de Música, Danza y Artes Escénicas
 
VESTUARIO y ATREZO
Alumnos del Laboratorio de Creación Vocal
 
DISEÑO GRÁFICO DE CARTELERÍA
Alberto Nicolás
 
Gracias al Área de Actividades Culturales de la Universidad de León, a nuestros seres queridos a los que robamos el tiempo que le damos a este “sueño”, a todos los que de una forma u otra lo hacen posible…
 
Y siempre, a Margarita Rodríguez.