Año 2003, sucesivas extracciones de arenas o dragados del fondo de la ría de Urdaibai, llevaron a que la famosa ola de Mundaka desapareciera por completo

Mundaka – 27 ENE 2016 – Pilar Marcos (Greenpeace)

Tras esos dragados, las olas y su banco de arena (la barra) no se recuperaron hasta el 2005. En 2005, el Campeonato Mundial de Surf cancela la prueba en este municipio con el consecuente impacto económico para la hostelería o el sector turístico de la zona. Año 2008, tras continuas idas y venidas de las olas, se eliminó al pueblo de Mundaka del circuito mundial de surf. Los diferentes cambios costeros habían arruinado la ola izquierda más famosa del mundo.

Y, ¿qué se ha aprendido desde entonces? Nada.

Año 2012, Mundaka y la historia de Anaut Paterson es una de los protagonitas del informe Destrucción a Toda Costa de Greenpeace. El nos contaba que era biólogo y trabajaba como responsable de medio ambiente de Surfrider Foundation. Y nos hablaba ya de la situación de Mundaka.

Ría de Urdaibai

Ría de Urdaibai

Año 2015, una docena de años después de que Greenpeace denunciase los primeros impactos, vuelven a tropezar con la misma piedra. La Demarcación de Costas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente del Estado, resuelve dragar 40.000 metros cúbicos de arena de la zona del puerto de Mundaka. Con esta arena se quiere regenerar la playa de Laida (Ibarrangelu) que ha perdido arena por la desnaturalización de su costa.

Si Laida ha perdido arena tras los fuertes temporales de invierno de 2014 no se debe destruir otro entorno para restaurarlo. Por poner un ejemplo, para curar a un enfermo de un virus, no se debe inocular a una persona sana ese virus. Porque la persona sana enfermará.

Mundaka enfermará. Y lamentablemente, la arena que se depositará en Laida no servirá para nada. En Laida ya se han aportado arenas entre 2005 y 2007 y, temporal tras temporal de invierno, se pierde la arena. Laida pierde arena por la obturación de su arroyo, por la pérdida de su cordón dunar que comenzaron a destruir en los años 50, y eso es culpa del ser humano. Y el ecosistema de Mundaka no debe ser víctima de la mala gestión ambiental.

Una vez más se defienden los informes técnicos de viabilidad del dragado. Si vuelve a desaparecer la ola, ¿se tomarán responsabilidades? El dragado debe cancelarse pues no soluciona el problema en Laida y destruye Mundaka.