¿Recordar
mis datos?
Registro ¿Contraseña olvidada?
publicidad

Museo del Botijo de Toral de los Guzmanes

2 Flares 2 Flares ×

Se encuentra en el Palacio de los Guzmanes, construcción única y singular, hecha en tapial allá por el siglo XIII

Toral de los Guzmanes – 24 JUL 2015 – Redacción

Es la mejor colección de botijos del mundo, con más de 2.500 piezas de distintas épocas y alfarerías. Pertenece al abogado riojano D. Jesús Gil Gibernau, que desinteresadamente lo ha cedido al Ayuntamiento de Toral de los Guzmanes, a fin de crear este museo.

Todas las provincias de España, en mayor o menor medida, han fabricado y usado esta pieza con la finalidad de almacenar y conservar el agua fresca, en especial cuando los trabajos habían de realizarse en el campo. Es curioso cómo múltiples diferencias interprovinciales se ven reflejadas en el botijo tanto en su forma, como en el colorido, tamaño o decoración. Este recipiente en barro cocido para almacenar agua y conservarla fresca, puede ser de varios colores, tamaños, formas y con decoraciones diversas, común a todos es la boca (para llenarlo), el pitorro (para beber) y el asa.

Museo del Botijo de Toral de los Guzmanes

Museo del Botijo de Toral de los Guzmanes

La imaginación del artista alfarero, la funcionalidad, la estética u otra serie de factores han originado múltiples clases de botijos como son los botijos trampa, del cura, de aro, de gallo, nevera, de novia o antropomorfos, y todos ellos se pueden contemplar en este Museo.

Ya en épocas de los romanos existía el término latino “buttis”, que significabatonel, y más tarde se utilizó su diminutivo “butticula”. La documentación más antigua data del año 1300, en la obra Gran Conquista de Ultramar, donde aparece la palabra “bota”, derivada de “buttis”. Posteriormente en el siglo XIV en la Biblia Medieval Romanceada, aparece el mismo término.

La palabra “butticula” también se encuentra en las Notas Tironianas del Siglo. El término “butticula” pasó a diversas lenguas y concretamente al portugués y al catalán bajo el nombre de “botija”; al francés como “bouteille”, si bien en este caso se entiende como vasija de vidrio y no de barro; al aragonés “boteja”; al riojano y navarro refiriéndose a vasija de barro grande, parecida a una ánfora y “botejo”, equivalente a botijo. “Botija” se define en el Diccionario de Autoridades como “la bota de barro pequeña o cubeta de madera en que se suelen llevar los licores en los navíos”. En la recopilación de Indias del siglo XVI, también hace referencia a él, “por falta de madera, pipas o botijas”.

El cronista de Indias, Gonzalo Fernández de Oviedo, también en el sigloXVI, hace mención a este utensilio ” al rededor de un estandarte, que tiene en medio el Alférez que eligen para esto, y junto a él se ponen las botijas de vino”. El término “botijón” se emplea en aumentativo como “la botija grande con mucha barriga y angosta de cuello, la cual se hace de barro”.

En la Pragmática de Tasas de 1680 se recoge el término “botijón” como medida y consta “cada botijón de arroba a ciento y sesenta maravedís”. Agustín de Moreto en el siglo XVII escribió: “Lindo por Dios me ha dexado!, Botijón de agua parezco, que le ponen a enfriar.” Sebastián de Covarrubias en el año 1611, describe “botija”, como “vaso de tierra ventrudo con la boca y cuello angosto.

+info www.museo-del-botijo.com

Publicar una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Las Galerías Fotográficas de SoyRural.ES
Blogs amigos
Blog de David Soto Blog de Julio Miguel Soto - Pueblos y Gentes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
2 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 2 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- 2 Flares ×