España cuenta con un gran patrimonio medioambiental sobre el que ha consolidado una amplia y variada oferta de turismo de interior. No en vano, somos el tercer país del mundo con más espacios declarados por la UNESCO como Reserva de la Biosfera.

El interés por los destinos rurales en España ha aumentado notablemente a lo largo de los últimos años. Cada vez son más las personas seducidas por mágicas comarcas interiores de gran interés natural y paisajístico que aseguran paz y tranquilidad, así como el reencuentro de uno mismo con la historia y esencia de cada región. En ellas podemos contemplar bellos parajes naturales, hermosos lagos y montañas, preciosos ríos y acantilados y, en definitiva, un sinfín de paraísos de la naturaleza.

Del mismo modo, estos lugares nos invitan a descubrir un apasionante mundo repleto de pintorescos pueblos, villas, castillos y pequeñas ciudades medievales, ofreciéndonos también la posibilidad de hospedarnos en pequeñas casas rurales y magníficos hoteles de interior, en los que disfrutaremos de nuestro tiempo de ocio desde una nueva vertiente mucho más apacible y reconfortante.

Bodega Pazo Baion Enoturismo en la Ruta del Vino Rias Baixas

Bodega Pazo Baion, Enoturismo en la Ruta del Vino Rias Baixas

A través de una gran parte de las Rutas del Vino de España el visitante se sumergirá en la fascinante historia que rodea a muchas comarcas españolas: su vida, monumentos, costumbres, artesanía y productos agroalimentarios más autóctonos, entre los que, como no podía ser de otra forma, se incluyen sus vinos.

De todo ello disfrutaremos, por ejemplo, en rutas como la de Somontano, donde podremos contemplar el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara admirar el arte rupestre del Parque Cultural del Río Vero o pasearnos por la villa medieval de Alquézar; la Ruta de La Ganarcha de Campo de Borja, bajo el nombre de#enoaventúrate, oferta un amplio programa de actividades de turismo activo entre viñedos y siempre al pie del omnipresente pico Moncayo, Parque Natural; la de Utiel-Requena, que nos ofrece una impresionante patrimonio  histórico-artístico repleto de ciudades medievales, barrios mudéjares y lagares íberos, así como la opción de participar en fiestas del vino y muestras de la gastronomía local; o la de Ribera del Duero, histórico lugar de residencia de algunos de los más influyentes gobernantes de la península ibérica, y donde aún permanecen diversas edificaciones árabes y múltiples yacimientos arqueológicos que nos recuerdan el paso los romanos y celtíberos por estas tierras.

A través de una gran oferta medioambiental, cultural e histórica, España ofrece tanto al visitante como al amante del buen vino un mágico reencuentro con las raíces de la naturaleza y el entorno rural. (wineroutesofspain.com)