El Departamento de Cultura, Deporte y Juventud recupera en 2016, durante el fin de semana del 1 y 2 de octubre, la celebración de las Jornadas Europeas de Patrimonio, promovidas por el Consejo de Europa

Pamplona – 26 SEP 2016 – Redacción

Este año las ha dotado de nuevas iniciativas y de un carácter renovado, proponiendo más de cien actividades repartidas en 58 localidades, desde rutas y paseos para conocer su patrimonio hasta conferencias, visitas gratuitas a museos, iglesias, ermitas, casas-cueva, castillos, villas romanas, molinos o monasterios.

Por toda la geografía se han organizado también estampas o recreaciones, conciertos, mercados artesanales, visitas a espacios desconocidos para el gran público y demostraciones de actividades relacionadas con antiguos oficios.

Las jornadas también se consideran una oportunidad extraordinaria para mostrar el patrimonio “oculto” de Navarra, como los grabados paleolíticos de la cueva de Alkerdi (Urdazubi-Urdax), la escultura de mármol del hombre togado hallada en las excavaciones de la ciudad romana de Santa Criz (Eslava) o la visita a edificios habitualmente cerrados al público.

Santa María la Real de Olite (Navarra)

Santa María la Real de Olite (Navarra) / Cortesía de navarra.es

En el contexto de Europa, se trata del programa más relevante y popular de sensibilización sobre el patrimonio cultural, al que se adhirieron el año pasado 30 países, con más de 50.000 eventos y 20 millones de visitantes.

El tema escogido para esta edición, “Patrimonio de tod@s”, se centra en el papel de las personas como portadoras y herederas del patrimonio cultural, poniendo de relieve el reconocimiento de las interrelaciones de las personas y su entorno y en la importancia de la ciudadanía en la investigación del patrimonio, su interpretación y conservación.

Participación ciudadana en su conocimiento y difusión 

Como guardianes de las tradiciones locales, de las historias y valores, las comunidades y las personas son la transmisión viva de la riqueza cultural y patrimonial de Europa. Por ello, este evento reunirá este año a 50 países europeos en torno la celebración del papel de la ciudadanía en la promoción y el intercambio de esta herencia europea común.

En concreto, se celebrarán en Europa en torno a este programa más de 50.000 eventos nacionales y locales, en su mayor parte gratuitos. Museos, galerías, archivos históricos, bibliotecas y muchos otros lugares se abrirán con el objeto de llamar la atención sobre cómo fomentar la participación activa de la ciudadanía en el conocimiento, conservación y difusión del patrimonio.

Según afirma el Consejo de Europa en un comunicado: “Los ciudadanos y las comunidades tienen un papel vital en la conservación y la gestión de su patrimonio cultural. Cada uno de ellos tiene su historia única. Estas jornadas son una gran oportunidad para descubrir y promover esta singularidad y ofrecer a los ciudadanos europeos la oportunidad de explorar, compartir y celebrar su herencia”.