Mercadillos navideños, cantos de las sibil·las y fiestas suecas son algunas de las propuestas de Palma para estas fiestas. La ciudad destaca también por su vasta oferta comercial con todo tipo de tiendas donde encontrar regalos para toda la familia

Palma de Mallorca (Islas Baleares) – 23 DIC 2016 – Redacción

Ciudad abierta los 365 días del año, Palma adquiere un aire especial durante los días navideños gracias a los diversos actos que tienen lugar en la ciudad y que en algunos casos tienen siglos de historia. Uno de los atractivos navideños más destacados de la ciudad son los mercadillos navideños. Instalados en la Plaza Mayor y en la Plaza de España de la capital balear, en ellos se puede comprar desde artesanía de la isla hasta repostería tradicional pasando por productos fabricados en conventos y monasterios de Palma y de otras localidades de la isla. Otro de los mercados más curiosos de la ciudad es el Mercado Sueco, cuya existencia en la ciudad se remonta a más de tres décadas atrás y que vende todo tipo de productos relacionados con el país escandinavo.

Palma tiene otras particularidades: el 24 de diciembre, por ejemplo, se interpreta elCanto de la Sibil·la, un canto de origen medieval que se reproduce en Mallorca y en otras pocas ciudades mediterráneas. El Canto fue declarado en 2010 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, por la Unesco.

NavidadOtra fiesta de la actualidad que hunde sus raíces en la Edad Media es la Fiesta del Estandarte, que conmemora la entrada del rey Jaime I en la ciudad, conquistada en el año 1229. El acto se celebra en la céntrica Plaza de la Cort y tiene su parte más visual en la colocación del Estandarte Real de la Conquista de Mallorca y de la Cimera del Rey Martí.

Otro de los momentos más mágicos de la Navidad en Palma llega el 5 de enero con la Cabalgata de Reyes Magos, que en el caso de la ciudad insular tiene más de 200 años y que tiene su inicio en el Moll Vell de la capital balear.

A parte de estas acciones, Palma se llenará en Navidad de otros actos típicos de estas fechas como exposiciones de belenes, espectáculos infantiles, magia, clases de baile, conciertos, competiciones deportivas de natación en alta mar y running, y hasta pista de hielo instalada en el Parque de las Estaciones.

Toda la actividad lúdica destinada a familias se complementa con la feria comercial que la ciudad ofrece. Y es que Palma pasa por ser uno de los destinos para turismo de compras más selectos de España. Es por ello que la ciudad ha dispuesto cuatro rutas para organizar una buena jornada de compras para poder sorprender con el regalo perfecto.