Este año la cita con la gastronomía en la que reina la trucha del Órbigo se adelanta unas semanas a la apertura de la veda. No importa, los amantes de la buena mesa, los pescadores y aficionados a las cañas y anzuelos se dejarán caer por Hospital de Órbigo para disfrutar de los exquisitos platos que elaborarán del 2 al 11 de marzo los restaurantes La Encomineda, Jabel y El Paso Honroso.

La cita con lo mejor de las cocinas de la localidad de la Ribera se ha convertido desde hace más de dos décadas en parada obligada para disfrutar del menú degustación, al precio de 25 euros, a base de platos tradicionales o con toques de vanguardia, cada uno con su personalidad pero donde no faltarán las sopas de trucha o la empanada.

Pero los platos fuertes no sólo estarán en las viandas, también en el programa elaborado, como en las cocinas, a fuego lento. Pescadores profesionales ofrecerán los dos fines de semana talleres de montaje de mosca y de lance.

Receta de la Sopa de truchas del Órbigo

– 2 truchas medianas.
– Pan de hogaza preferiblemente del día anterior.
– 4 ó 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen.
– 1/2 cebolla.
– Sal, ajo, pimentón y vinagre.

Se pone a cocer una cazuela con un litro de agua, a la que se le añade la cebolla troceada y un poco de aceite de oliva. Cuando comience a hervir se le añaden las truchas cortadas en dos o tres rajas. Mientras la trucha se cuece (tarda muy poco) en el mortero se machaca un diente de ajo con sal y media cucharada de pimentón, ligándose todo bien con un chorrito de aceite y un poco del caldo de cocer las truchas. Esta mezcla se añade a la cocción del resto del caldo. En una cazuelita de barro, se coloca el pan cortado en rebanadas finas (unos 400 gramos aproximadamente).

Cuando la trucha este ya cocida y comprobado el punto de sal, hay que sacar los trozos, para ponerlos sobre el pan y seguidamente verter el caldo por encima. Para potenciar el sabor de la trucha, se puede preparar una salsa también en el mortero, con aceite, un poco de vinagre y pimentón, para ponérselo por encima de las porciones de la trucha.
Si gusta un poco picante se puede poner un poco de pimentón picante. (CEG)

Foto de portada: Sopas de truchas / cronistasoficiales.com