El pasado viernes ha sido presentada oficialmente la nueva vidriera de la Catedral de Astorga, obra del maestro vidriero Enrique Barrio. Es, probablemente, la primera representación en la que aparecen los papas Juan XXIII y Juan Pablo II después de su santificación

Astorga – 26 MAR 2015 – Redacción

Colocada en el ventanal de la cara este del templo sobre el retablo de San Lorenzo, la vidriera ha sido realizada mediante la técnica de soplado a boca en fábrica. Basada en el programa icongráfico diseñado por Francisco Centeno, la obra recién estrenada “han procurado hacerla en diálogo con las vidrieras históricas de los siglos XVI y XVIII”, donde predominan tres colores, el amarillo oro, el verde y el azul, explicó el deán del Cabildo, Miguel Sánchez Ruiz.

La vidriera cuenta la relación de San Juan XXIII con Astorga, reflejada en el hastial de la Catedral situada debajo de la figura del Papa, cuando visitó la ciudad en 1954 siendo todavía cadernal de Venecia. Presidida por el triángulo que simboliza el ojo de Dios, en ella están representados los símbolos de los dos papados, sus figuras y elementos simbólicos que los identifican como la Virgen de Częstochowa al Papa polaco.

La vidriera ha costado 36.000 euros financiados gracias al legado de Amelia Martínez Lorenzo. Con la colocación de este vitral ya son ocho y dos medias de nueva creación, 23 restaurados, más las instaladas en los óculos, por lo que faltan por restaurar 17 ventanales de los cuales siete están catalogadas en el claustro a la espera de ser restauradas y el resto tendrán que ser construidas. Poco a poco el Cabildo y el Obispado están devolviendo el esplendor a las vidrieras de la Catedral que comenzó en el siglo XVI el maestro Arnao de Vergara.

catedral-de-Astorga