El patronato de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, presidido por José María Pérez “Peridis”, ha aprobado en su reunión de hoy en Valladolid el Plan de Actuación para 2016, en línea con el plan estratégico de la entidad para los próximos cuatro años

Valladolid – 30 NOV 2015  – Redacción

El Patronato de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico se reunía hoy, por  primera vez, en la sede de la entidad en Valladolid, la Casa Luelmo. El encuentro ha servido para realizar un balance de las iniciativas y proyectos llevados a cabo en 2015.

En este sentido, el presidente de la entidad, José María Pérez “Peridis”,  explicaba que la fusión a principios de año de la Fundación Santa María la Real y la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, ha resultado positiva y enriquecedora,“ya que se han consolidado todos los proyectos que había y se han iniciado otros nuevos”. Entre los proyectos completados se encuentran, la restauración de la iglesia de la Trinidad en Segovia o la intervención en la fachada occidental de la catedral de Ávila.

Iglesia de San Martín en Frómista (Palencia)

Iglesia de San Martín en Frómista (Palencia)

En cuanto a los nuevos, uno de los grandes retos a los que se enfrentará la entidad en los próximos años, será el de poner en marcha iniciativas y proyectos que sirvan para abrir mercados y para ampliar el alcance de su trabajo, tanto en el campo del Patrimonio, como en el de lo social.

Expansión del programa Lanzaderas de Empleo

Así, en el ámbito social, los esfuerzos se centrarán en la expansión del programa Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento. Desde su puesta en marcha en 2013 hasta hoy, se han impulsado 135 Lanzaderas en 69 localidades de 15 Comunidades Autónomas con 3.000 participantes, y una media de inserción laboral del 60%. De cara a 2016 se espera que puedan llegar a funcionar un centenar de equipos por todo el territorio nacional, ampliando también la red de entidades colaboradoras y extendiendo el programa a otros países europeos.

La creación y puesta en marcha de un Área de Innovación Social, centralizada en la sede de la entidad en Madrid, servirá para desarrollar nuevas estrategias en ámbitos como el empleo, la formación y el emprendimiento. Paralelamente, se mantendrá y potenciará la atención a personas mayores, a través de la Residencia Tercera Actividad.

Eficiencia energética

En el ámbito del Patrimonio se trabajará en mejorar la eficiencia energética de los edificios históricos, incidiendo en el desarrollo del  Sistema de Monitorización del Patrimonio (MHS) y de sus posibles aplicaciones. “Nuestro objetivo es lograr la gestión inteligente de los edificios históricos”, aseguraba el director de la Fundación, Juan Carlos Prieto, instantes antes del inicio de la reunión.

Se dará continuidad al trabajo desarrollado a lo largo de los últimos años, en el marco del Plan de Intervención Románico Norte, promovido por la Junta de Castilla y León, con las intervenciones en Villanueva de la Torre o Ailanes. En el caso del Plan Románico Atlántico, desarrollado por el gobierno regional y Fundación Iberdrola, junto a la actuación en la iglesia de San Martín de Tours en Salamanca, se llevarán a cabo acciones destinadas a convertir el proyecto en un auténtico plan de gestión cultural en torno al patrimonio, mediante la puesta en marcha de proyectos educativos, culturales y turísticos. Trabajos que se compaginarán con intervenciones en monumentos o bienes concretos.

Del mismo modo, se seguirá desarrollando junto con AEICE (Agrupación Empresarial Innovadorea Construcción Eficiente) la puesta en marcha del proyecto Duero Douro, destinado a tejer una red de colaboración en torno al Duero, en diferentes áreas como el patrimonio, la innovación o a gestión cultural.

Difusión del Patrimonio

El Patronato de la Fundación también ha aprobado la puesta en marcha de iniciativas orientas a mejorar el estudio, promoción, difusión y puesta en valor del patrimonio. En 2016 verán la luz dos nuevos tomos de la Enciclopedia del Románico en la Península Ibérica, los relativos a Huesca y Gerona. Se espera también que la colección, que cuenta ya con 46 volúmenes, pueda ver completada su edición en 2017 con los estudios correspondientes a Lérida y Lugo.

El próximo año también se publicarán las primeras entregas –Cantabria y Palencia- de una colección de guías, en la que bajo la seña “Mi románico imprescindible”, el presidente de la institución, el arquitecto y dibujante, José María Pérez “Peridis”, apuntará al lector pequeñas rutas y puntos de interés. Un libro orientado al público joven que siguiendo la estala de “Una aldea en tiempos del románico”, se centrará en el Camino de Santiago, será otra de las  novedades editoriales de la entidad para el próximo año. Tampoco faltarán los nuevos números de la Revista Patrimonio, destinada al gran público, o del Codex Aqvilarensis, con estudios e investigaciones más técnicas.

Se potenciará la expansión de la tarjeta Amigos del Patrimonio y se seguirá apostando por la realización de nuevas rutas e itinerarios culturales por Europa, tomando como referencia las experiencias piloto de los últimos años y profesionalizando y ampliando servicios. Del mismo modo, se seguirá diversificando el programa de cursos de patrimonio y cultura medieval, abriéndolo a otras sedes y a otras temáticas.  El curso de cine y patrimonio iniciado este año tendrá continuidad y se pondrán en marcha nuevos talleres e iniciativas en la sede de Valladolid. De hecho, la Casa Luelmo acogerá en 2016jornadas formativas sobre caligrafía  modernista o sobre arte e historia, así como diferentes exposiciones.

La realización de todas estas iniciativas y proyectos supondrá la ejecución de un presupuesto de seis millones de euros y requerirá, tal y comentaba el director de la entidad, de mantener el “gran nivel de compromiso e implicación de los trabajadores”, para lograr entre todos y  como ha hecho siempre la institución “dar vida al patrimonio, al paisaje y a las personas”, concluía Peridis.