Europèche y el grupo ambientalista WFO se alían para combatir la problemática de la basura marina. Si no se controlan estas prácticas, la cifra podría ascender a 150 millones en 2025

Madrid – 30 JUN 2015 – INT

La organización europea Europêche, que representa a 80.000 pescadores europeos, se ha unido al grupo ambientalista Waste Free Oceans (WFO)para combatir la problemática creciente de la basura marina. De hecho, el último informe sobre contaminación de los océanos de la Universidad de Georgia (EEUU) revela que cada año se tiran a los océanos alrededor de 8 millones de toneladas de plásticos. El mismo estudio apunta que esta cantidad ascenderá a 155 millones de toneladas en 2025, si no se pone remedio.

La principal novedad del acuerdo ahora firmado en Bruselas es laimplicación de los pescadores en las labores de prevención y limpieza. España y Reino Unido ya han participado en iniciativas similares a través de los programas Isla Verde (desarrollado en España por la Cooperativa de Armadores de Vigo – ARVI) y Fishing for Litter, respectivamente. Estas iniciativas implican la recogida y retirada de desperdicios como plásticos, cuerdas y redes de pesca cuando los barcos llegan a puerto, así como la participación en acciones de limpieza, particularmente en las áreas especialmente afectadas.

Gran isla de basura en el océano Pacífico

Gran isla de basura en el océano Pacífico

El acuerdo firmado en Bruselas involucra directamente a los pescadores en las tareas de concienciación, limpieza e investigación

Europêche, que representa tanto a barcos de pequeño tamaño como a grandes buques de nueve países europeos, ha manifestado que el objetivo de esta alianza es fomentar el trabajo conjunto de los pescadores y la industria del plástico para prevenir y eliminar proactivamente este tipo de contaminación de los océanos.

Por su parte, la Confederación Española de Pesca (CEPESCA), miembro de Europêche, trasladará este mismo acuerdo a España, a través de sus miembros asociados.

Según el presidente de Europêche, Javier Garat, “este acuerdo, además de involucrar a los propios pescadores en las tareas de concienciación y limpieza, también va a implicarles en las investigaciones dirigidas a mejorar la localización de la basura marina”.

Bajo el marco general para la promoción de las actividades de pesca sostenible, el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) financiará a las pesquerías que participen en proyectos que contribuyan a la preservación de los océanos.

Existen varios factores que han contribuido al incremento durante los últimos 20 años de la basura marina, incluyendo un aumento significativo de la producción de plástico, malas prácticas en la gestión de estos residuos en puertos comerciales y deportivos, así como actitudes poco respetuosas de la población.

El aumento de la basura marina puede tener implicaciones de alcance tanto para la salud humana como para los ecosistemas marinos. Entre los problemas que provoca, se incluyen el enredamiento de peces y otros animales marinos, la ingestión de plásticos por parte de éstos o el transporte de especies invasoras entre ecosistemas, con consecuencias dañinas para los stocks de pesca.