El grupo de ornitólogos británicos realiza un recorrido por las Salinas de la bahía de Cádiz participando en algunos de sus oficios más artesanos de la mano de sus protagonistas. El grupo visitó el domingo Sanlúcar de Barrameda y la Doñana gaditana

Cádiz – 19 SEP 2016 – Redacción

Una visita a las Salinas de El Puerto de Santa María, Cetina y Santa María, un despesque tradicional en la Salina El Pilar, en Puerto Real, y una ruta náutica por la Isla del Trocadero, han completado el pasado sábado el programa de la tercera jornada del Fam Trip que organizan la ONG Salarte y Turismo Andaluz para el grupo de jóvenes ornitólogos británicos de la Next Generation Birders. Juventud y tradición de la mano para conocer algunos de los oficios más artesanos que alimentaban a la bahía de Cádiz no hace demasiado tiempo y que hoy se trata de recuperar mediante la conservación y apuesta por el turismo ornitológico y de naturaleza. Por tercer día consecutivo, los británicos se mostraban enormemente impresionados con la diversidad cultural, patrimonial y etnográfica de lo que descubren ante sus ojos durante estos días.

Tras alojarse en sus instalaciones, a primera hora de la mañana del sábado el grupo realizaba una visita por el Palomar de La Breña, el palomar más grande del mundo (inscrito en el libro Guinness de los Récords) situado en una hacienda del siglo XVIII en San Ambrosio (Barbate), al sur de Vejer de la Frontera, dentro del Parque natural de La Breña y Marismas del Barbate. Actualmente inactivo, el gran complejo de 400m² forma parte de un hotel rural pero todavía contiene 7770 nidos de paloma fabricados en terracota. Sus altos muros de once metros eran lo suficientemente gruesos para proporcionar confort térmico a las aves y el  canal en el centro del amplio patio cubierto con lonas, ofrecía a las aves un lugar donde podían beber y bañarse, al abrigo del viento y de los depredadores.

Palomar de La Breña (Cádiz)

Palomar de La Breña (Cádiz)

Tras esta singular visita, el grupo ponía rumbo a la bahía de Cádiz con la primera parada en las Salinas Cetina y Santa María, donde eran recibidos por el director del Parque Natural Bahía de Cádiz, Antonio Gomez Ferrer, y por Juan Antonio Martín, de la Consultora Atlántida Medio Ambiente, asesores de la empresa Marítima de Sales, S.L, concesionaría de estas dos salinas y la Salina La Tapa, en lo que supone una fuerte apuesta de esta empresa por la conservación y el turismo ornitológico y de naturaleza. Durante el recorrido por las salinas, el grupo pudo sumar nuevas especies a su cuaderno de campo y disfrutar con el avistamiento de un tarro blanco, águilas pescadoras, aguilucho cenizo, combatientes, agachadiza común, y majestuosos bandos de cigüeñas y flamencos, entre otras.

Finalizada la ruta por el rico territorio de estas salinas portuenses, el grupo se dirigía a Puerto Real, a la salina El Pilar donde eran recibidos por la familia Machaca, los mariscadores profesionales con los que trabaja la ONG Salarte en sus proyectos de restauración y custodia de salinas artesanales en la bahía de Cádiz, que realizaban para ellos un despesque tradicional con la posterior degustación del pescado de estero asado sobre brasas y con el único ingrediente de las llamadas verduras de mar, plantas que crecen en el estero como la salicornia.

Tras dar buena cuenta de este almuerzo que tradicionalmente ponía fin a la época de extracción de sal, los jóvenes recibían unos obsequios de la Diputación de Cádiz y el Patronato de Turismo gaditano y partían hacia el puerto deportivo Puerto Sherry para embarcar con la empresa de Turismo Activo Actiba2000 y realizar una ruta náutica por la Isla del Trocadero para conocer las salinas La Covacha y El Consulado, ésta última la salina de mayor extensión e importancia de la Bahía de Cádiz y escenario de importantes acontecimientos históricos que en la actualidad gestiona Salarte en exclusiva, en base a un acuerdo con la empresa Cupimar, acuerdo que incluye la pesca y el marisqueo extensivo, la realización de visitas guiadas para mostrar una parte del patrimonio histórico, etnográfico y natural de la Bahía, así como el estudio de las comunidades ornitológicas y acuáticas.

La jornada finalizaba con una cena en el restaurante Sotavento, en Puerto Sherry, con excelentes vistas a la bahía de Cádiz, y alojamiento en el Centro de Recursos Ambientales Coto de la Isleta –CRA-..

El domingo la jornada comenzó con una visita a la salina La Tapa tras la que el grupo puso rumbo a Sanlúcar de Barrameda y la Doñana gaditana, con visitas a Trebujena, Pinares de la Algaida y Marisma de Bonanza y terminó el día pernoctando en el Palacio Ducal Duques de Medina Sidonia.

Salina Cetina (Cádiz)

Salina Cetina (Cádiz)