Según organizaciones ecologistas, el proyecto para reforzar la población de urogallo en la Cordillera Cantábrica enmarcado en el programa Life+Urogallo, cofinanciado por  la Unión Europea ha resultado un total fracaso

Oviedo – Redacción – 7 NOV 13

Con motivo del reciente fracaso del proyecto para reforzar la población de urogallo en la Cordillera Cantábrica enmarcado en el programa Life+Urogallo, cofinanciado por  la Unión Europea, la Coordinadora  Ecoloxista ha requerido al Gobierno del Principado información al respecto de las causas y circunstancias que hayan podido ocasionar que los ejemplares de las dos puestas extraídas de la naturaleza que se criaban en cautividad en el Centro de Cría del Urogallo Cantábrico, con objeto de su reintroducción en el medio natural los próximos meses, se hayan nuevamente malogrado, al igual que ocurriera en los años anteriores.

A pesar de que las actuaciones del proyecto LIFE+ Urogallo cantábrico tiene  como fin y objetivo frenar el declive de esta subespecie endémica de la Península Ibérica y fomentar su recuperación, las que se han ejecutado hasta el momento, desde octubre de 2010, no han conseguido acercarse siquiera al mismo. El Principado, a fecha de hoy, ha sido incapaz de sacar adelante ejemplares para esta suelta en el medio, con la sola excepción de un pollo que, según se ha tenido noticia, no se va soltar. El balance entre el coste de privar a la naturaleza de las escasas puestas, retirando las mismas con vistas al proyecto referido, y el resultado del mismo, es por completo negativo y escapa a todo razonamiento juicioso y evoca la pura calamidad, porque los pollos que en su día fueron secuestrados de los nidos en la naturaleza, comprometiendo el más que posible éxito de cría en libertad, han muerto en estado de cautividad en el centro Ladines en el concejo de Sobrescobio, cumpliéndose los pronósticos que el Grupo de especialistas en Tetraónidas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) declaró en su día, al desaconsejar la cría en cautividad de la subespecie cantábrica como medida de conservación de la población salvaje.

Urogallo cantábrico - Foto de Andoni_Canela

Urogallo cantábrico – Foto de Andoni_Canela

La subespecie cantábrica (Tetrao urogallus cantabricus), que se encuentra en el límite sur-occidental del área de distribución de la especie, está sufriendo un progresivo declive y es la única globalmente amenazada. El urogallo cantábrico  esta entre las especies “En Peligro de extinción”. En Asturias existen 398 cantaderos inventariados. En 2005 se registró la presencia de urogallo cantábrico en 131 cantaderos, con un porcentaje de ocupación inferior al 33%. Se puede considerar que, en algo más que 20 años, el porcentaje de ocupación de cantaderos se ha reducido a la tercera parte. El declive ha afectado especialmente a las zonas periféricas del área de distribución, así como la zona central, facilitando un progresivo aislamiento entre los dos núcleos poblacionales, que cada vez se ven más amenazados.

El agravamiento de su delicado estatus poblacional ha propiciado su cambio de catalogación en el mes de octubre del año 2005, pasando a estar incluida como especie en peligro de extinción (Especie en peligro de extinción.  Acuerdo de 28 de julio de 2005, del Consejo de Gobierno por el que se aprueba definitivamente el cambio de categoría de la especie Tetrao urogallus (urogallo) en el Catalogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada del Principado de Asturias (BOPA núm. 232, de 6 de octubre de 2005). Decreto 36/2003, de 14 de marzo por el que se aprueba el Plan de Conservación del Hábitat del Urogallo (Tetrao urogallus) en el Principado de Asturias (BOPA núm. 124, de 30 de mayo de 2003), sin embargo, la política del Principado con la especie está siendo incapaz de modificar la tendencia regresiva en gran parte de sus áreas de ocupación, y el cambio normativo de su estatus, con su inclusión en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna Vertebrada del Principado de Asturias no es suficiente.

Y no es suficiente porque la recuperación de la especie precisa de medidas drásticas que este Gobierno es incapaz de acometer, y cuyo reflejo se encuentra en los usos del terreno que se observan en la vertiente leonesa de la Cordillera cantábrica, donde las poblaciones de urogallo persisten, al contrario de lo que ocurre en la vertiente asturiana, debido a que, lo que  proliferan son las pistas, las talas,  los incendios forestales, las minas, los eólicos,  y la excesiva carga ganadera.

La gravedad de los hechos requiere con urgencia la necesaria lectura crítica de la gestión de la especie que hasta el momento está realizando el Principado de Asturias y que es preciso modificar mediante una planificación de futuro que ateje y suprima las verdaderas causas del peligro de extinción de la especie. Este objetivo no se consigue con la puesta en marcha de iniciativas “de cara a la galería”  para la consiguiente lavada de imagen, como es la Casa del Urogallo de Redes, pues mientras en Gobierno del Principado mira hacia el lado contrario del que se encuentran las verdaderas soluciones, la especie desaparece dramáticamente y para siempre de nuestros bosques.   Coordinadora Ecoloxista d’Asturies