El artista leonés Pablo García García impartirá el próximo 6 de agosto, en el Museo del Chocolate de Astorga, un taller didáctico de pintura y diseño para todo tipo de público, no especializado, a partir de 6 años

Astorga – 5 AGO 2015 – Tam Tam Press

Tan solo habrá que llevar una bata —o ropa vieja que no importe manchar—, una caja de cartón, temperas y pinceles para ponerse a trabajar, siguiendo las pautas y los consejos de Pablo García, y empezar a realizar un bonito dibujo o cartel. Algo para lo que no hace falta ser niño, aunque los más pequeños disfruten especialmente con la didáctica de este artista que lleva ya varios veranos impartiendo talleres de pintura por toda la provincia leonesa de la mano del ILC.

El objetivo de la actividad es acercar de una manera sencilla y amena los principios básicos de la pintura y al mismo tiempo del diseño, partiendo de la utilización sintética de la imagen. Se trata de una actividad gratuita que cuenta con un máximo de quince plazas. El taller se realizará el mismo día 6 al completo, con una duración de 4 horas, dos en horario de mañana (de 12 a 14 horas) y otras dos por la tarde (de 16 a 18 horas).

Pablo-Garcia-Garcia-Dibujo-580x600

Un artista con muchos registros

Pablo García García, pintor, fotógrafo, ilustrador y diseñador con muchos registros y varios premios, lleva varios años mostrando sus obras en distintos espacios de la ciudad de León, practicando a su manera, con elegancia y estilo propios, una forma diferente de entender el painting street (pintura en la calle).

También ha realizado exposiciones en numerosas salas y galerías, en las que se ha podido ver, por ejemplo, su serie de “retratos inventados”, seres de ficción trabajados en el ordenador de forma tan realista, aun estando realizados a base de innumerables fragmentos fotográficos, que la gente que los ve siempre encuentra parecidos con personas reales.

Este verano, además, cuelga una estupenda exposición de dibujos en las paredes del bar leonés St Martino (ubicado en la plaza de Santo Martino, detrás de San Isidoro), en los que se puede apreciar su mano con el diseño y con la ironía, dos de sus mejores armas. “Si utilizo calaveras es porque todos tenemos una y descarnados desaparece todo rasgo de ideología, sexo o raza, la calavera nos hace igualitos…”, explica este artista sobre los dibujos que muestra en esta ocasión.

Y en septiembre habrá sorpresas, porque Pablo García participará en uno de los nuevos proyectos expositivos que el MUSAC está preparando para el próximo otoño.