El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha recogido este lunes el cambio de nombre del Parque Natural del Lago de Sanabria, en Zamora, que pasará a denominarse, a partir de ahora, Parque Natural Lago de Sanabria y Sierras de Segundera y de Porto

Zamora– 25 ABR 2017 – Redacción

Así mismo, la ampliación de sus límites hasta alcanzar una superficie aproximada de 30.302 hectáreas, y su régimen de protección, uso y gestión.

Estas medidas tienen como finalidad disponer las medidas necesarias para garantizar la conservación y mejora de la gea, los ecosistemas naturales y valores paisajísticos del parque natural en armonía con los usos, derechos y aprovechamientos tradicionales y con la realización de actividades educativas.

Lago de Sanabria (Zamora)

Lago de Sanabria (Zamora)

Además, se pretende restaurar los ecosistemas y valores del espacio natural que hayan sido deteriorados; promover el conocimiento y disfrute de sus valores naturales y culturales; contribuir al desarrollo socioeconómico de las poblaciones de la zona; preservar, mantener y fomentar los conocimientos y usos tradicionales del territorio y promover la preservación de la identidad paisajística del espacio natural.

Situado en el extremo norocccidental de la provincia de Zamora, limitando con las provincias de orense y León, se encuentra el Parque Natural Lago de Sanabria y sierras Segundera y de Porto.

Se trata de un territorio de media y alta montaña con gran parte de su superficie por encima de los 1.500 metros de altitud y algunos picos de más de 2.000 metros, como Peña Trevinca y Montalvo.

Además, entre los elementos de interés del parque se encuentra el conjunto de lagunas y turberas que componen uno de los humedales de origen glaciar más importantes y variados de la península Ibérica, de los cuales destaca el lago de Sanabria, el mayor lago de origen glaciar de la península ibérica, con una superficie de casi 320 hectáreas y una profundidad máxima de 51 metros.

El parque natural juega, además, un papel destacado en la conservación de numerosas especies amenazadas, vulnerables o raras, como son el águila real, el búho real, el halcón peregrino, la perdiz pardilla, el mirlo acuático, el pechiazul y el acentor alpino, entre las aves; la nutria, el desmán ibérico, la marta y el gato montés, entre los mamíferos, o la náyade Margaritifera margaritifera entre los invertebrados, según ha recogido el BOE.