Ha sido presentada la primera fase del estudio nutricional de las recetas del Corpus del Patrimonio Culinario Catalán

Barcelona – Redacción – 29 OCT 13

La antigua Fábrica de Cervezas Moritz de Barcelona ha acogido la presentación de la primera fase del estudio nutricional de las recetas del Corpus del Patrimonio Culinario Catalán, un trabajo de investigación que tiene como objetivo la salvaguardia de la cocina y elaboraciones tradicionales de esta Comunidad y que formará parte de la solicitud a la UNESCO para que se reconozca la cocina tradicional catalana como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en la modalidad buenas prácticas

El estudio está auspiciado por la Fundación Instituto Catalán de la Cocina y de la Cultura Gastronómica (FICCG), entidad editora del Corpus e impulsora de la campaña Cocina Catalana Patrimonio de la Humanidad, Candidatura UNESCO 2014, en colaboración con el área de Estudios de Ciencias de la Salud (programas de Nutrición y Sistemas Alimentarios) de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) que dirigen, respectivamente, los doctores Alicia Aguilar y F. Xavier Medina.

Este trabajo de investigación nutricional que está desarrollando la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) con las recetas del Corpus como base se erige, con personalidad propia, como una nueva buena práctica de salvaguarda del patrimonio culinario catalán y se añadirá al listado de acciones de identificación, documentación, investigación, transmisión y conservación del patrimonio culinario catalán — el cuerpo científico y de conocimiento sobre el que se sustenta la Candidatura— que lleva a cabo la FICCG desde hace muchos años con la colaboración de diversos agentes y que conforman todo aquello que es sólido y sustancial para pedir a la UNESCO que reconozca la cocina tradicional catalana como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en la modalidad buenas prácticas.

Antigua Fábrica de Cervezas Moritz de Barcelona

Antigua Fábrica de Cervezas Moritz de Barcelona

Durante la presentación del estudio, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Natural de la Generalitat de Catalunya, Josep Mª Pelegrí, ha asegurado que este trabajo demuestra que las recetas de cocina tradicional catalana que contiene el Corpus —el inventario más completo y exhaustivo de nuestro patrimonio gastronómico— “forman parte de un sistema culinario saludable y equilibrado que hay que defender y hacer llegar a toda la sociedad y que, por tanto, comer en clave catalana es comer en clave saludable”.

Investigación nutricional

De momento, según ha explicado la doctora Aguilar, la UOC ya ha realizado la valoración nutricional de un centenar de recetas del Corpus y la intención es analizarlas todas. Esta valoración se hará llegar a un número elevado de población —familias, educadores, niños y jóvenes y público en general— a partir de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. “Hacer accesible toda esta información a un número elevado de personas ya es, en sí mismo, otra buena práctica. El trabajo de los investigadores se ha de poner al alcance de todos”, ha indicado Aguilar.

Siguiendo esta filosofía, ya se ha comenzado a incorporar información nutricional cuantitativa sobre las recetas seleccionadas en la página web de la FICCG, así como información orientativa sobre las cantidades diarias de energía y nutrientes que hay que ingerir para llevar a cabo una dieta equilibrada. También se destacan aquellos micronutrientes (vitaminas y minerales) que se encuentran en cantidades elevadas (más del 30 % de las ingestas dietéticas de referencia para la población española).

La información cuantitativa se acompaña de un breve comentario en torno al plato seleccionado con un lenguaje que procura ser comprensible y cercano y que tiene la intención de fomentar la variedad alimentaria, el consumo de pescado, frutas y verduras, recordar cuan importante es comer en familia y, finalmente, difundir mensajes de salud entre la población.