La Comisión Territorial de Patrimonio Cultura ha autorizado en la reunión mantenida este martes que se lleve a cabo la restauración de las encuadernaciones de ocho Códices pertenecientes a la Biblioteca de la Real Colegiata de San Isidoro

León – 27 MAR 2015 – Redacción

Estos Códices serán trasladados al taller de restauración madrileño Ana Jessen, tras la documentación aportada por la dirección del Museo y Biblioteca de la Real Colegiata, en la que señala que el ámbito exclusivo de restauración será el de las encuadernaciones. Además, ha aportado fotografías del estado actual de los libros que se van a intervenir.

Los Códices que próximamente serán trasladados al taller madrileño son los siguientes: dos ‘Decretales’ pertenecientes al los siglos XIII y XIV, ‘Historia de Tobías’, del siglo XIII, ‘Meditaciones de San Agustín’, del siglo XIII-XIV, ‘Chronicon Mundi’, del siglo XIII, ‘Las 7 Partidas’, del siglo XIV, ‘Gramática’, también perteneciente al siglo XIV, y finalmente ‘Artimética’, del siglo XV.

Uno de los códices de San Isidoro

Uno de los códices de San Isidoro

Trabajos en la Colegiata

En segundo lugar, la Comisión de Patrimonio también ha autorizado distintas actuaciones de conservación y mantenimiento, reparación de suelos y reordenación de plazas de estacionamiento en la zona de la huerta de la Real Colegiata de San Isidoro.

La documentación técnica presentada recoge las labores de mantenimiento y reparación del piso exterior del patio posterior de la Colegiata, actualmente utilizado como aparcamiento. En esta zona existen diversos pavimentos elaborados todos en época moderna por el Centro de Oficios y que se han ido deteriorando por el paso del tiempo. Por otra parte, se ha detectado en la verja de forja maciza un problema grave de estabilidad de las pilastras que soportan las piezas del cerramiento móvil, lo que hace recomendable plantear el fijado de las mismas sobre elementos independientes.

Para ello, Patrimonio propone tres intervenciones. La primera de ellas referente a la reparación puntual de los pavimentos existentes y la sustitución del ejecutado en adoquín de hormigón por otro de zahorra artificial similar al existente en otros ámbitos. La segunda propuesta es que se reorganice la zona de estacionamiento con la instalación de bolardos de piedra y el marcaje de las plazas mediante llantas o chinchetas de acero inoxidable mate. Se plantea, en todo caso, el mantenimiento del arbolado existente.

Finalmente, Patrimonio propone el asegurado de la fijación y automatización de las puertas de rejería adosando a las pilastras de piedra unas nuevas de perfiles de acero.