La cueva Llamazares, también conocida por Cueva Coribos, es uno de los últimos tesoros naturales por descubrir.

El agua de lluvia que las nubes descargan en la vertiente sur de la Cordillera Cantábrica y que antes o después terminarán en el cauce del mítico rio Curueño han creado, tras miles de año de incesante labor, una impresionante sucesión de galerías y cavernas en las que proliferan formaciones kársticas imposibles y donde destacan, por su abundancia y espectacularidad, las formaciones coraliformes, auténticas rarezas muy poco habituales en otras cuevas
de origen kárstico.

A las entrañas de esta montaña, situada al norte del pueblo de Llamazares se accede por un bonito sendero, que a lo largo de 1 kilómetro asciende, no sin cierto esfuerzo, hasta la entrada de la gruta no sin antes regalarnos espectaculares panorámicas del valle que desciende hacia Lugueros y divisando fácilmente el recomendable hayedo que une  Llamazares con el vecino pueblo de Redilluera o la silueta que recorta el pico Bodón, atalaya del valle con sus 1.959 m.

La Cueva Llamazares está a 1.475 m. sobre el nivel del mar, y topográficamente tiene forma de “H”. El recorrido habilitado para las visitas, se adentra 700 m. en el corazón de la montaña y a cada paso nos sorprenderá con las caprichosas formas talladas por la naturaleza.

Las visitas a la cueva son guiadas por un monitor que narra la historia de la cueva y desvela los pequeños secretos que ésta esconde. Con un lenguaje sencillo para los no iniciados se explican los procesos de formación de galerías, estalactitas, coladas y demás formaciones que encontraremos en la visita.

El recorrido subterráneo, junto con la ambientación creada por la iluminación, resultan en una experiencia sensorial única donde descubrir, en cada rincón, enormes estalactitas que penden de los techos o formaciones coraliformes tapizando las paredes de las galerías.

Cueva Llamazares

Cueva Llamazares

El entorno

La Cueva Llamazares se ubica en el hermoso entorno natural y cultural de los Argüellos, comarca tradicional leonesa que une los valles que, de norte a sur, forman los ríos Bernesga Torio y Curueño en su busca de la meseta.

En este maravilloso contexto, la montaña central leonesa, abundan tesoros naturales reconocidos como las Hoces de Vegacervera, la Cueva de Valporquero, las Hoces de Valdeteja o la cascada de Nocedo.

La gastronomía es otro valor añadido que enriquecerá cualquier visita, pues la zona goza de buenas carnes de caza, riquísimos embutidos curados al aíre de la montaña, cecina de chivo, quesos y dulces tradicionales.

La comarca es un paraíso para los amantes de la aventura y del turismo de naturaleza y montaña. Cuenta con un sinfín de rutas de senderismo, vías de escalada y, en temporada invernal, posibilidad de practicar el esquí alpino, de travesía y raquetas de nieve.

Visita de escolares

La visita a Cueva Llamazares supone una experiencia enriquecedora en diversos ámbitos del conocimiento, lo que la convierte en una visita obligada para niños y niñas en edad escolar.

La función pedagógica comienza incluso antes de entrar en la cueva, ya que el sendero de acceso a la misma está jalonado de varios hitos con interesante información sobre la fauna, flora, geología, tradiciones culturales y hechos históricos acaecidos en la zona.

Una vez en el interior de la montaña los guías explican, en un lenguaje adaptado a los niños, los diferentes procesos naturales que han ocurrido a lo largo de miles de años para la génesis de las diferentes formaciones geológicas: cavernas, estalactitas y estalagmitas, columnas, coladas, etc…

Al aspecto pedagógico se une la sensación de aventura y descubrimiento de lo desconocido que se experimenta al adentrarse en las entrañas de la montaña y que se amplifica por la estudiada iluminación de la cueva.

Acceso

El pueblo de Llamazares está a tan solo 57 km. de la ciudad de León. Se parte por la carretera LE-331 dirección a Matallana de Torío. En Robles de la Valcueva tomamos la CL-626 hacia La Vecilla. En la Vecilla tomamos la LE-321 hacia el puerto de Vegarada. Una vez lleguemos a Lugueros cambiamos de carretera hacia Llamazares.

A la cueva se accede desde el centro de recepción de visitantes, una bonita casa de piedra sita en el pueblo de Llamazares que en su día albergó la escuela del lugar. El centro de recepción es punto de venta de las entradas y punto de inicio de la breve ascensión hasta la entrada de la cueva.

Se recomienda ropa cómoda y calzado deportivo tanto para la excursión de acceso a la cueva como para la visita guiada a la misma.

Reservas

La cueva es un entorno frágil y un patrimonio natural digno de conservación. Por este motivo, y para poder disfrutar de las explicaciones de la visita guiada, el acceso está restringido a grupos de un máximo de 15 personas y no está permitido el acceso con animales de compañía.
Teléfono de reservas: 646 338 816
Centro de recepción de visitantes:
C/ Deogracias Suárez, 1
Llamazares (Valdelugueros) – León
www.cuevadellamazares.com