Declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, esta zona alberga una extraordinaria riqueza natural dispuesta a ser admirada

León – 1 AGO 2017 – Marta Iglesias / Rvedipress

El Bierzo (Léon) guarda celosamente el Valle de Ancares, una zona que se consolida como destino idóneo para disfrutar de la naturaleza leonesa este otoño. Su localización privilegiada y sus paisajes bucólicos, que concentran una gran diversidad de flora y fauna, ofrecen la posibilidad de descubrir este entorno protegido a través de una serie de rutas que recorren los lugares más emblemáticos del valle como el municipio de Candín o el Pico Miravalles.

62.000 hectáreas convierten a los Ancares bercianos en una apuesta sólida dentro de la oferta turística de la provincia leonesa. Situado en la comarca de El Bierzo y limitando con las provincias de Lugo y Asturias, este enclave natural presenta un entorno que integra la flora y la fauna más variada gracias a la diversidad de ríos, valles y cumbres que lo componen, fruto de una paulatina erosión glacial y fluvial.

Como parte de la Reserva Natural de la Sierra de Ancares, este valle se vuelca con la preservación de su ecosistema. Concentra una gran variedad de árboles milenarios, sotos de castaños, hayas, robles, abedules, avellanos y chopos, entre muchos otros. Además, es el hábitat de hasta 48 especies, muchas de ellas protegidas, entre las que se incluyen corzos, rebecos, jabalíes, ciervos, osos pardos y gatos monteses. Destaca la presencia del urogallo, ave insólita que pervive desde la era glaciar y que desde 1986 se encuentra protegida para evitar su extinción.

Reserva Natural de la Sierra de Ancares

Reserva Natural de la Sierra de Ancares

Los amantes del turismo de naturaleza podrán disfrutar del Valle de Ancares a través de sus múltiples rutas. Una experiencia que permite conocer de primera mano la vegetación y la fauna de esta zona declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco. Entre sus numerosas propuestas destaca la ruta que comunica Suertes y Tejedo de Ancares (6,6 kilómetros), que permite disfrutar de la arquitectura tradicional en piedra y pizarra junto a las mejores vistas del valle.

Entre sus innumerables alternativas se encuentra perderse en el municipio de Candín, marcado por pendientes pronunciadas y rica vegetación que alberga las cimas de Cuiña, Mostellar, Miravalles, Sierra del Padrón o Puerto Cienfuegos. Precisamente, en la cara este del Cuiña, el pico más alto de los Ancares con 1.992 metros, se encuentra la laguna glaciar que lleva el mismo nombre, declarada Lugar de Interés Geológico.

Como complemento, los senderos que nacen en el Puerto de Ancares y se extienden hasta el Pico Miravalles (4,25 kilómetros) conforman una ruta más asequible y corta que igualmente pone de manifiesto la singularidad y riqueza de esta joya natural leonesa.

Palloza en Campo de Agua en los Ancares Leoneses

Palloza en Campo de Agua en los Ancares Leoneses / Destino León