Encargado en 1887 por el obispo natural de Reus, Juan Bautista Grau Vallespinós, a su paisano Antonio Gaudí para palacio episcopal. El primer proyecto de 1887, fue devuelto por la Academia de San Fernando y Gaudí lo reformó entre 1888-89

Astorga – 4 JUL 2017 – Patrimonio CyL (Javier Rivera Blanco)

El 24 de junio de 1889 se colocó la primera piedra; las obras avanzaron hasta 1893 en que falleció Grau y Gaudí se desentendió de ellas ante dificultades surgidas con los astorganos. Faltaba por rematar la última planta y las cubiertas. Durante los años siguientes estuvieron casi paralizadas con los arquitectos Francisco Blanch y Pons y Manuel Hernández Ferrero.

Sería Ricardo García Guereta (1906-1913) quien concluiría el palacio terminando la última planta y cerrando las cubiertas con planos propios y más sencillos que los del catalán. La decoración fundamental corrió a cargo del pintor
Fernando Villodas, del vidriero José Maume-jean, y del escultor Enrique Marín.

Palacio Episcopal de Astorga o Palacio de Gaudí

Palacio Episcopal de Astorga o Palacio de Gaudí

Durante la Guerra Civil fue sede de Falange sufriendo deterioros. Fue convertido en 1963 en “Museo de los Caminos” por el obispo Marcelo González Martín. Interpretado en claves goticistas personalizadas por Gaudí, en sus elementos y caracteres, exalta la naturaleza episcopal de la ciudad amparándose a la sombra de la catedral, la victoria del cristianismo sobre el mundo pagano al elevarse sobre el solar y las murallas romanos, así como el palacio del prelado que espiritualmente gobierna la sede asturicense. Muestra el desarrollo de las nuevas capacidades técnicas, figurativas y espaciales experimentadas por Gaudí en el palacio Güell de Barcelona.

Construido con sillares de granito blanco del Bierzo, en el interior destaca el uso de ladrillo barnizado de Jiménez de Jamúz para elementos sustentantes como pilares y arcos; los muros son de carga de mampostería. Consta de sótano con planta y alzados inspirados en el gótico catalán, plantas de calle, principal y segunda estructuradas en forma estrellada y con espacios repartidos simétrica y axialmente y dos entresuelos con superficies residuales.

En los interiores destaca la fusión y diafanidad de espacios partidos por finos y esbeltos fustes que reciben arcos, todo matizado por la luz de las vidrieras coloreadas. Al exterior está rodeado por foso y las superficies de las fachadas se alabean con entrantes y salientes marcados por torrecillas; la principal muestra la famosa puerta de arcos paraboloides abocinados, que en su conjunto hasta el remate, rememora, según Kent, la torre Eiffel.

lberga el “Museo de los Caminos” con piezas etnológicas, objetos romanos y obras de arte desde el prerrománico hasta la colección de artistas leoneses contemporáneos.

Catedral y Palacio de Gaudí en Astorga

Catedral y Palacio de Gaudí en Astorga (León)