En la época de la repoblación la zona de las Médulas adquiere nuevamente cierta importancia. Las fuentes citan algunas poblaciones y surge el castillo de Cornatel como símbolo de poder político de los señores que dominan el territorio.

El castillo está perfectamente adaptado al territorio, localizándose en una zona elevada que permite controlar el circundante Valle del Sil.

Se data en el siglo X y ya en el siglo XIII pasó a perteneces a la orden de los Templarios hasta en año 1313 en que se suprime la orden Religiosa y es entonces cuando pasa a la corona.

El Conde de Lemos lo reconstruye entre el 1470 y 1482, momento al que pertenecen algunas de las construcciones que actualmente podemos visitar: la torre del homenaje, las casas colgantes o el llamado Torreón del Comendador sito en un saliente rocoso. (Vídeo de Xito Salazar Carballeda)