La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural  aprobó solicitar a la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para el castro prerromano de Peña Piñera, ubicado en el municipio de Vega de Espinareda

León  – INT – 03 FEB 2014

El castro de Peña Piñera se localiza a 1.072 metros de altitud y es prácticamente un desconocido entre los repertorios arqueológicos de la provincia pese a su singularidad. Su valor reside en los más de dos kilómetros de longitud total de las diferentes líneas que conforman su muralla de defensa y que rodeaban una superficie cercana a las catorce hectáreas. Es la fortificación prerromana de mayor longitud que se conserva en todo el territorio leonés. Por ello y porque —a falta de pruebas arqueológicas que sólo excavaciones podrían aportar— las evidencias apuntan a que este yacimiento es el reflejo de las guerras de conquista entre cántabros y astures y romanos, la Comisión Territorial de Patrimonio ha solicitado su amparo bajo una figura jurídica que garantiza su conservación y protección, la declaración de BIC.

Acceder al castro de Peña Piñera no reporta grandes dificultades. A pie desde Vega de Espinareda puede alcanzarse la meta en menos de una hora y en coche, siempre utilizando un todoterreno, el viaje se acorta hasta los 20 minutos.

Otros temas de interés

La Comisión Territorial de Patrimonio autorizó también la retirada de los nidos de cigüeña de la espadaña y el coro del Monasterio de Santa María La Real (Gradefes) para evitar el deterioro y el hundimiento de este Bien de Interés Cultural. Asimismo, se dio luz verde al proyecto de acondicionamiento del albergue de peregrinos de Foncebadón y se ha dado cuenta de la recepción del informe de la restauración del tejado de la iglesia de Peñalba.