¿Recordar
mis datos?
Registro ¿Contraseña olvidada?
publicidad

Turismo por León: Pico Cueto y los encantos de Boñar

4 Flares 4 Flares ×

Situado en la zona oriental de la provincia de León, a 47 kilómetros de la capital, Boñar está enclavado en un lugar privilegiado, limitado por el Parque Nacional de Picos de Europa

Boñar – 18 MAY 2017 – CIDECOT

La denominación de Boñar estaría relacionada con los términos Balneare o Balneario, que vendría a ser lugar de baños. Boñar es citado por primera vez en diversos documentos en el año de 924. El escudo de Boñar refleja sus tres elementos característicos: el agua, la torre con el reloj del Maragato y el Negrillón.

El Pueblo 

Boñar está muy bien comunicado, se puede acceder a la localidad en coche, autobús o en tren. Cuenta con diversas opciones de alojamiento; hostales, posadas, camping; bares, restaurantes y empresas de turismo activo y multiaventura.

Parte del territorio de Boñar se encuentra el Parque Regional de los Picos de Europa que está constituido por Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), que albergan diversas especies vegetales y animales como: el pino, el roble, el chopo, el acebo, el buitre, el águila, el ciervo-corzo, el jabalí, el lobo, incluso el oso, la trucha, la ardilla o el urogallo.

El Maragato de Boñar

El Maragato de Boñar / Foto de Dani Leoz

En el corazón de Boñar está la , del S. XVII. La torre de la Iglesia alberga el reloj, regalado por el marqués de Astorga en 1861 y “El Maragato”, un hombre de madera creado por Desiderio Cañón, carpintero de Boñar, que se encuentra junto a las campanas y hace el efecto de tocarlas a cada hora.

En la plaza de la Iglesia podemos apreciar “El Caño”, una fuente de dos grifos muy antigua rematada con un bonito adorno, o el “El Negrillón”, olmo centenario del S. XVI que da nombre a la Plaza. Aunque el tronco se encuentre seco es uno de los grandes símbolos de Boñar. Tal importancia se confirma en la poesía de Cesar Aller o en la letra de la Jota de Boñar, cuyos versos expresan tal importancia: “Dos cosas tiene Boñar, dos cosas tiene Boñar que no las tiene León, El Maragato en la Torre y en la Plaza el Negruillón”.

“A la tierra te abrazas, árbol fuerte, con raíces o manos poderosas, y allí bebes oculto aguas hermosas.
Árbol, raíz y savia: ¿cómo hacerte a la luz, casi eterno, sin perderte en lo humilde y profundo? Temblorosas tus ramas desde el recio tronco, rosas verdes, suenan al aire.
¡Qué alta suerte, negruillo negrillón de sombra pura!: testigo de la plaza, confidente de los hombres del pueblo, temporales mientras tu permaneces.
¡Oh clausura de pájaros y vientos!: viva fuente te canta su rumor de manantiales.”

Cesar Aller (1961): El Negrillón (Boñar)

Iglesia de San Pedro Boñar

Iglesia de San Pedro en Boñar / Foto de Dani Leoz

El paso de los musulmanes por la Villa se puede comprobar en la plaza de San Ignacio, allí se encuentra un arco y una inscripción árabe.

Imperdible visitar el “Puente Viejo” que se encuentra sobre el río Porma. Es un bellísimo puente romano que está compuesto por 6 mil piedras y cuyas referencias se remontan al S. XIII.

No nos podemos olvidar de “Los Nicanores”, un dulce típico de Boñar creado en 1880 por el pastelero Nicanor Rodríguez González, que llegaría a ser uno de los elementos gastronómicos más característicos de la provincia leonesa.

A la salida de Boñar está otra pequeña fuente hecha de piedra debajo del nivel del suelo. Los vecinos la llaman “Fuente de la Salud” y dicen que tienen poderes curativos por sus propiedades mineromedicinales. Sus inscripciones latinas, que fechan del año de 1868, dan fe: “Sana la clorosis y limpia el hígado obstruido con suave diuresis, liberándonos entonces de las molestias o dolencias”.

En la localidad también se puede visitar “La Ermita de San Roque”, construida en 1766; “Las Caldas”, dos fuentes mineromedicinales con temperatura que llegan hasta 28 grados o la “Casa Consistorial”, construida en 1898 o el Parque Municipal conocido como “El Soto”, un espacio natural de ocio ubicado en ambas márgenes del río Porma.

En la página web del Ayuntamiento de Boñar podéis encontrar muchas informaciones de la historia y curiosidades de esta localidad, así como de los demás pueblos que componen el municipio.

El Puente Viejo de Boñar

El Puente Viejo de Boñar / Foto de Dani Leoz

El Pico Cueto

Entre las Rutas de Senderismo que se pueden hacer en Boñar se encuentra la Ascensión al Pico Cueto, un recorrido circular, muy bien señalizado con marcas de PR, longitud de 15,7 kilómetros y duración aproximada de 7 horas. Es una pista forestal con un desnivel de 653 mts, de dificultad media y uso peatonal y cicloturista. Está recomendada para todo el año, excepto cuando hay nieve.

La partida se da desde el Soto de Boñar, pasando por el río Porma donde se puede observar un variado bosque de ribera formado principalmente por Chopos, Abedules, Cerezos, Fresnos y Alisos.

Al llegar al Plan Interpretativo de la ruta se puede tomar uno de los dos caminos sugeridos, por el “Arroyo del Cueto” (Poca dificultad, 4 horas y 8 kilómetros) o por “El Chivero” (Más inclinado, 3 horas y 7,5 kilómetros).

Pico Cueto Boñar

Pico Cueto / Foto de Dani Leoz

Aunque en el camino hay diferentes cruces las marcas de colores blanco y amarillo en los árboles, piedras o hitos, nos van indicando el camino correcto “=” o el que no debemos coger “X” para seguir en la pista correspondiente.

Mientras vamos subiendo podemos disfrutar de bonitas vistas de las localidades de Boñar o Cerecedo. En el recorrido de ascenso podemos apreciar las peñas del Pico de la Carva y Sillar de la Llama, las cumbres del Mampodre, la piedra caliza del Susarón, el Valle de Oville, Pajares, Piedrafita o Vegarada.

Al llegar al Pico Cueto se culmina la ascensión de la ruta a una altitud de 1.613 mts. Allí se encuentra las casetas de vigilancia contra incendios, tanto la antigua como la nueva. Desde la cumbre se puede contemplar las diferencias entre los valles de montaña y los de ribera. Las vistas abarcan una gran extensión territorial donde se pueden ver las montañas del norte y noreste de la provincia.

Tras el gran esfuerzo en llegar a la cima llega la recompensa, poder descansar apreciando unos paisajes impresionantes. Una de las vistas más espectaculares es sin duda la del Macizo de Mampodre con el embalse del Porma.

El trayecto de regreso lo hacemos por la pista forestal donde contemplamos  pinares adultos, una repoblación de pinos silvestres y un variado bosque hasta llegar a la falda del Pico Cueto que no conducirá hacia el Soto de Boñar.

Pico Cueto Boñar

Vistas desde el Pico Cueto / Foto de Dani Leoz

Bibliografía

– Grupo de Acción Local Montaña de Riaño. Turismo Activo en Picos de Europa – Montaña de Riaño – León.
– Blogspot El Cancionero Leonés: La Jota de Boñar.
– Cesar Aller (1961): El Negrillón (Boñar) – “Versos en la piedra (Montañas de Boñar y río Porma)”. En: Tierras de León: Revista de la Diputación Provincial, Vol. 1, Nº 2, pp: 57-66. El Negrillón (Boñar), pg. 62.
– Ayuntamiento de Boñar – Publicaciones: Guías Turísticas Antiguas Editadas por el Ayuntamiento de Boñar.
– Ayuntamiento de Boñar: Ascensión a Pico Cueto.

Presa de Vegamián desde Pico Cueto Boñar

Presa de Vegamián desde Pico Cueto / Foto de Dani Leoz

Publicar una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Las Galerías Fotográficas de SoyRural.ES
Blogs amigos
Blog de David Soto Blog de Julio Miguel Soto - Pueblos y Gentes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
4 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 4 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- 4 Flares ×