El imponente pino Castrejón, en El Hoyo de Pinares (Ávila), es el favorito para ser elegido árbol del año 2018 con sus 16 metros de altura, 4,78 metros de tronco y más de 250 años de edad.

Hasta ahora es el más votado, seguido de cerca por los olmos centenarios de Cabeza del Buey, de Badajoz, ya que por detrás se sitúan otros seis candidatos. El ejemplar hoyanco quiere suceder al pino Aprisquillo, de La Adrada, que ganó el concurso el año pasado con sus 43 metros de altura y más de 350 años, y que después fue candidato a Árbol Europeo 2017.

Como características para lograr el galardón, del pino Castrejón se destaca su porte y “silueta inconfundible en la distancia”, situado en un prado sin otros árboles, y su amplitud de copa de 25 metros debido a las extensas ramas horizontales que parten de su cruz. La copa es de forma aparasolada, típica de la especie en los ejemplares maduros.

Cuentan que el pino ha llegado a producir hasta 2.000 piñas en una única temporada. Para los vecinos de El Hoyo de Pinares siempre ha sido “una referencia” porque trillaban en los prados que le rodean y se cobijaban del sol.

El Ayuntamiento de la localidad ha llamado a votar, y en la candidatura apunta que es es “uno de los pinos piñoneros más gruesos” de la Comunidad, el de mayor grosor de la provincia de Avila, y como ejemplar único se encuentra catalogado por la Junta de Castilla y León desde 2005 y protegido por la legislación autonómica en la orden de 2006 que regula el ‘Catálogo de especímenes singulares de especial relevancia de Castilla y León’ en el cual se incluye con el Código AS-AV-16.

Puedes votar en este enlace.

Pino Castrejón de El Hoyo de Pinares, Ávila

Pino Castrejón de El Hoyo de Pinares, Ávila