El Obispo de León, D. Julián López Martín, y el Vicario General, D. Jesús Fernández González, han visitado pasadas las 6,00 de la tarde de hoy el lugar de la tragedia minera, en las cercanías de Llombera de Gordón, con el fin de compartir en la inmediatez el dolor por esta tremenda desgracia.

El Obispo nos indica que él, y con él toda la diócesis de León, quiere hacer llegar a los familiares, compañeros y miembros de la toda la familia minera de León el más sincero y hondo pésame por el fallecimiento de seis de los mineros en esta explosión del mediodía de hoy en el Pozo Emilio del Valle de la Hullera Vasco-Leonesa de Santa Lucía de Gordón. Eleva a Dios misericordioso oraciones por su eterno descanso y pide para sus familiares y amigos fortaleza humana y esperanza cristiana. A la vez expresa su deseo de que la recuperación de los heridos sea rápida y completa.