“Un pez atravesó la Luna / A fish pierced the Moon” de Gustavo Vega consistente en una colección de haikus –por él llamados “instantes de cristal”-traducidos al Inglés y al japonés, e interpretados caligráficamente por Yuuka Nakamura. Viernes día 26 de agosto, a las 20,00 horas

Santibáñez de Porma (León) – 25 AGO 2016 – Redacción

Con sus ojos rasgados de misterio, Yuuka Nakamura, escritora japonesa, vio desde las orillas del extremo Oriente, gracias al Internet, unos haikus compuestos por un poeta de otras orillas del mundo, Gustavo Vega Mansilla. Uno de ellos decía:

Donde unos vientos
Alcanzan a otros vientos,
Un pez atravesó la luna.

Entusiasmada con éste y con los demás textos que iba leyendo se propuso trasladarlos a la sensibilidad e ideosincracia japonesa, a su propia sensibilidad. Pensó que algunos rasgos de occidentalidad podían ser traducidos a la clasicidad japonesa sin menoscabo de su sentido. Así fue como se logró el encuentro de dos miradas, la japonesa y la española, la oriental y la occidental, convergiendo. Por ello, “Un pez atravesó la Luna” es el resultado del encuentro, de la cooperación…, síntesis, de lenguajes y escrituras lejanas, aproximación de Europa y Japón, del Oriente y del Occidente.

La nieve mira la Luna

La nieve mira la Luna

Mientras la interpretación libre y caligráfica de los textos creados por Gustavo Vega ha sido obra de Yuuka Nakamura, la versión literal a la lengua japonesa fue efectuada por dos equipos diferentes: una parte por Maiko Maeda y Aline Salina y la otra por J. Tomita, T. Koizumi y T. Hirabayashi. Mientras que la versión a la lengua inglesa fue realizada por la poeta y profesora de la Universidad de California, Carlota Caulfield, filóloga, estudiosa y traductora de gran parte de la obra de este autor.

Hay que advertir que Vega a sus composiciones tipo haiku, o próximas a dicha forma, al no ajustarse todas ellas de manera estricta a la forma tradicional japonesa, prefiere denominarlas “Instantes de cristal”. Éstos, aunque nacieron en un ambiente e historia cultural muy diferente al haiku, que surgió en Japón como una depurada forma creativa, hija de toda una larga historia cultural, coinciden con él –sea total o parcialmente- en su intención, su dimensión contemplativa y el aspecto formal. Y, al igual que los haikus de todas las épocas, son una forma de revelación a través de la intuición, tienden a concentrar en el instante de la mirada una visión abarcadora de la totalidad.

Al final del libro hemos añadido la versión de algunos de los instantes de cristal realizada en clave poético-visual por  Gustavo Vega. Ello con la particularidad de emplear únicamente recursos infográficos en vez de la tinta y pinceles tradicionales. Se trata de una especie de aventura o de atrevimiento creativo en el que un poeta visual occidental intenta navegar por los aires del espíritu que le llega desde Japón, para él la más lejana tierra del Oriente.

Sobre Gustavo Vega Mansilla

Creador y teórico de la poesía visual. Licenciado en Filosofía y Letras, Doctor en Filología Hispánica y Literatura –Premio Extraordinario- con la tesis doctoral “Poesía Visual en España, 1970-1995”. Ha sido profesor de cursos y talleres –universitarios y otros- sobre Poesía –textual y visual-, Filosofía e Historia del Arte. Expuso individualmente -50 veces- y colectivamente –en más de 2 centenares-. Autor de libros, artículos… y de conferencias, recitales y acciones poéticas en diversos países. Traducido y publicado en 9 idiomas. La calle donde nació, Villaverde de los Cestos, El Bierzo, hoy lleva su nombre: Calle Poeta Visual Gustavo Vega Mansilla.

www.gustavovega.com

Sobre Yuuka Nakamura

Vive en Tokio. Obtuvo la licenciatura de Literatura Japonesa en la Universidad de Rikkyo. Participó en el proyecto de fundación del Museo de Literatura Japonesa Contemporánea como miembro seleccionado del departamento del Profesor Susumu Odagiri en la Universidad de Rikkyo. Miembro de Kariyon en 1996. Es en la actualidad miembro de Kariyon Coterie y la Asociación de poetas de Haiku. Publicó el libro de Haiku ‘Sakuramichi’ en el 2007. Su primer contacto con el Haiku fue siendo estudiante de primaria. Su madre, a quien le gustaba el Tanka, la llevó a una reunión en la que el professor la felicitó por un Haiku.  Su madre había sido influida por Jakusui Maeda, un hermano de su marido, miembro de ‘Sou-un’, un grupo de haiku de estilo libre presidido por Seisensui Ogiwara. Es de destacar en su trayectoria como poeta la influencia de su tío Jakusui

Sobre Ana Sarmiento Alonso

Nació en León donde estudió acordeón y canto en el conservatorio “José Castro Ovejero”. Posteriormente se trasladó a Barcelona para continuar sus estudios superiores en la Escola Superior de Música de Catalunya con los profesores Iñaki Alberdi y Blai Navarro. En su desarrollo académico participó en el musical Chicago (Institut del Teatre), y en la obra de teatro para niños en la que cabe destacar “Ja venen els músics”; también ha estrenado obras con la orquesta especializada en música contemporánea BCN216 a la par que imparte clases en varias escuelas de música. Como solista, ha tocado con la Banda y con la Orquesta de Juventudes Musicales Universidad de León. Actualmente ha sido becada para estudiar en Freiburg con el profesor Teodoro Anzellotti.

– Día: 26 de agosto, 20 h.
– Lugar: Fundación Merayo, Santibáñez de Porma, León
– Exposición: 17 tripticos: Haikus+Caligrafía japonesa+Poesía visual
– Exposición de 17 trípticos consistentes en haikus –“instantes de cristal”- de Gustavo Vega, traducidos a diferentes idiomas –Japonés, Francés, Italiano e Inglés-, interpretados caligráficamente por Yuuka Nakamura -escritora japonesa especialista en este género-, y reinterpretados como poemas visuales por el propio autor.
– Lectura-Perfomance-Concierto por Gustavo Vega de sus textos poéticos que serán acompañados musicalmente por Ana Sarmiento concertista de acordeón clásico, quien también ofrecerá diferentes piezas musicales.
– Presentación del libro “Un pez atravesó la Luna / A fish pierced the Moon de Gustavo Vega consistente en una colección de haikus –por él llamados “instantes de cristal”-traducidos al Inglés y al japonés, e interpretados caligráficamente