Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía han constatado una puesta de la pareja de quebrantahuesos formada por ‘Tono’, un macho de 2006, y ‘Blimunda’, una hembra de 2010

Madrid – 17 FEB 2015 – INT

Esta puesta se suma a las que se han producido hasta ahora en la temporada de reproducción 2014-2015 del programa que desarrolla la Consejería para la cría en cautividad del quebrantahuesos, y que según los datos de la Fundación Gypaetus, que gestiona el programa, ya ascienden a nueve.

La formación de esta pareja, la primera que se constituyó con aves liberadas en la región, se produjo a finales de 2013, ha precisado la Junta en un comunicado. Desde entonces, el equipo técnico del Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas de Andalucía ha realizado un seguimiento intensivo del territorio que ocupaban estas rapaces, confirmando que el comportamiento que exhibían, con cópulas incluidas, se correspondía con el de un emparejamiento ya consolidado.

Ejemplar de quebrantahuesos / Foto de casaspirineo.com

Ejemplar de quebrantahuesos / Foto de casaspirineo.com

También se ha podido confirmar la existencia de una tercera pareja territorial, la primera que se forma en el parque natural de la Sierra de Castril (Granada), integrada por ‘Viola’, una hembra liberada en 2012, y un macho adulto aún sin identificar, pero que probablemente sea también un ejemplar reintroducido cuyo transmisor GPS ha dejado de funcionar, aunque el equipo de seguimiento cree que podría tratarse de ‘Faust’ o ‘Libertad’, otros dos ejemplares machos que se soltaron al medio natural en 2006.

En caso de confirmarse este hecho con la lectura de las anillas, cabe la posibilidad de la existencia de un grupo nutrido de ejemplares vivos que dejaron de emitir hace tiempo, un aspecto que siempre ha estado presente en el Plan de Reintroducción de la especie en Andalucía.

Cabe destacar que el pasado mes de enero también se pudo comprobar la existencia en otra zona del parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, de una segunda pareja de esta especie, integrada por ‘Hortelano’ y ‘Marchena’, un macho y una hembra liberados en 2010 y 2012.

El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos que desarrolla la Consejería pretende conseguir una población autónoma y estable de la especie en la región mediante la liberación de jóvenes ejemplares por el sistema de la cría campestre o ‘hacking’. Con el empleo de esta técnica, originalmente utilizada en cetrería, se persigue lograr que el ejemplar asimile el área de la suelta como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse.

Desde que se iniciaron las primeras liberaciones en el año 2006 son ya 31 los individuos de esta rapaz que se han soltado en los parques naturales de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas y Sierra de Castril. Para saber los movimientos que realizan los quebrantahuesos una vez que emprenden el vuelo, todos los ejemplares llevan consigo transmisores GPS satélites, que han permitido confirmar la muerte de nueve, en siete han dejado de funcionar los transmisores y 15 continúan vivos y emitiendo señales.