Grajal de Campos, es hoy una pequeña población agrícola enclavada en la comarca leonesa de Cea-Campos, distante unos 6 kilómetros de Sahagún, regada por el río Valderaduey y asentada en el declive de una colina suave dominada por la presencia de su inconfundible Castillo, testigo de su importancia histórica en la Edad media.

Morfológicamente se observa con claridad el trazado de la muralla, pudiendo leer en su estructura urbana la existencia de cinco puertas de la que se conserva una puerta, la fortaleza y un importante enclave de iglesia-palacio en el centro del núcleo, en la plaza mayor.

El núcleo, que presenta una trama urbana compacta y homogénea con manzanas de grandes dimensiones que definen perfectamente el viario, se extiende hacia el Convento de la virgen de la Antigua abarcando los huertos y tierras situadas entre éste y el caserío.

Castillo de Grajal de Campos / turisleon.com

Castillo de Grajal de Campos / Turismo de León

El espacio público principal es la plaza mayor que cobra en este enclave una importancia fundamental por la presencia de la Iglesia de San Miguel y el Palacio de los Condes de Grajal.

La arcilla del terreno mediante las técnicas del tapial y del adobe, es junto al ladrillo macizo o de tejar, el principal material de construcción, lo que confiere a Grajal un aspecto uniforme en color y textura de una tonalidad ocre o de color tierra, tan característico de los pueblos de barro. Actualmente el ladrillo rojo, está sustituyendo por completo al barro, con lo que las tonalidades del núcleo están cambiando.

En Grajal nos encontramos la típica casa de labranza de Tierra de Campos, que se articula alrededor de dos espacios centrales: la zona de la vivienda y la de los animales. La parte de la vivienda suele constar de dos plantas; en la inferior, la pieza central es un amplio zaguán que comunica la calle con el corral y desde el que se accede al resto de las dependencias. En esta planta están la cocina, dormitorios, etc. De aquí sale una escalera hacia el segundo piso, el «sobrado», lugar destinado a recoger el grano. En la cocina, que es el eje de la vivienda, está la «gloria». Actualmente la gloria es una galería subterránea que recorre una o más estancias de la casa, con una boca para meter la leña o paja y una chimenea al otro extremo. La zona destinada a la labranza y a los animales, se articula alrededor del corral; en él se disponen las cuadras, los pajares, las «lastras o hierberas» donde se recoge la hierba y los gallineros. Un cobertizo, la «tenada», formado por amontonamiento de manojos de vides o leña, resguarda de los rigores del clima a los aperos de labranza. En algún lado del corral está la cocina de horno para el pan y, si la casa es grande, no falta el aprisco para las ovejas. Cuando la casa tiene bodega subterránea, suele tener acceso desde el zaguán o desde el corral.

Palacio de los Condes de Grajal de Campos (León)

Palacio de los Condes de Grajal de Campos (León)

Característico de esta zona, son las puertas traseras o carretales como único acceso a toda la construcción; situadas en la fachada principal y pueden ser de arco.

En cuanto a las tipologías representativas de la arquitectura característica del núcleo, encontramos:
Edificios porticados, en la Plaza Mayor.
Edificios de adobe o tapial de una o dos plantas, con la fachada enfoscada.
Casonas de ladrillo de tejar con cornisa trabajada también de ladrillo, de composición regular en la fachada.

El conjunto conserva asimismo edificios de interés singular, algunos de ellos declarados de interés cultural:
– El Castillo, circundando la mota en la que se levantaba la antigua fortaleza medieval, construido entre el año 1520 y 152 fue el primero erigido para el empleo de la artillería; de ahí las numerosas y amplias troneras abiertas en sus muros, fue declarado de Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento del 3 de junio de 1931.
– La Casa Palacio de los Condes de Grajal, obra renacentista construida en la primera mitad del siglo XVI por Cristóbal y Lorenzo Adonza, también declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento el 3 de junio de 1931.
Iglesia de San Miguel Arcángel, unida al Palacio por su parte alta.
Ermita de la Virgen de las Puertas, ubicada en un antiguo torreón defensivo de la puerta de San Andrés, rientándose sobre uno de los arcos que franqueaba el paso a lavilla desde el camino de San Pedro de las Dueñas. Está dedicada a la Virgen de las Puertas, patrona de Grajal.
– El Convento de la Virgen de la Antigua. Fundado en el año 1599 por Juan de Vega y ocupado originalmente por monjes franciscanos. El convento sufre diversas vicisitudes siendo ocupado por la actual orden de las Carmelitas Descalzas en 1882.
Hospital de Nuestra Señora de la Antigua. Fundado en el año 1530 por Blanca de Enríquez, para atender a los enfermos pobres de la villa.

Actualmente el Conjunto Histórico de Grajal de Campos, destaca por el perfil inconfundible de su castillo, y por los edificios de interés singular que conserva testigos de su pasado histórico, pero también y especialmente por su estructura urbana y arquitectura característica de Tierra de Campos y por conservar la textura y color típico de los pueblos de barro. (Patrimonio CyL)

Patio del Palacio de los Condes de Grajal de Campos (León)

Patio del Palacio de los Condes de Grajal de Campos (León) / Turismo de León