El ajuste de los pagos directos supondrá que 62.000 beneficiarios pierdan una media de 574 euros

León – Redacción – 19 OCT 13

Los agricultores de Castilla y León verán de nuevo cómo los pagos directos de la Política Agrícola Común (PAC) se ven recortados por ajustes de última hora debidos a la incorrecta planificación de los fondos disponibles por parte de las administraciones. En este caso ha sido la Comisión Europea la que ha visto desbordadas sus previsiones y ha decidido aplicar ajustes en los pagos directos de la Política Agrícola Común, en concreto un 4 por ciento sobre las ayudas de la campaña 2013, cuyo anticipo el sector comenzará a percibir a partir de mediados de este mes de octubre.

Fotos antiguas de agricultura

Fotos antiguas de agricultura

En el reglamento de ejecución nº 964/2013 publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea de hoy, la Comisión puntualiza que este recorte se aplicará a las PAC que superen los 2.000 euros, lo que significa que salva del recorte a solicitantes que reciben las ayudas europeas como una “propina” sobre sus ingresos ordinarios, pero en ningún caso cotizan como profesionales de la agricultura y la ganadería. En total, el ajuste afectará a 62.143 solicitantes PAC de Castilla y León, que recibirán 35,7 millones de euros menos; es decir, cada uno perderá una media de 574 euros.

“Estos datos –aclara ASAJA de Castilla y León– significará que nuestros campo dejará de percibir en la PAC 2013 casi 36 millones de euros, una cantidad muy importante para las maltrechas economías del sector y, sobre todo, una cantidad que se pierde y que se va a dejar de invertir en el medio rural por los agricultores y ganaderos, en un momento en el que el campo es motor de la economía regional”.

ASAJA critica que por la mala previsión de gasto de las Administraciones se ponga en juego el dinero de los agricultores, “arreglando” sus desajustes presupuestarios a última hora con total impunidad. Además, no hay que olvidar que esta reducción es adicional a la modulación establecida para los pagos de 2013, que es del 10 por ciento, y que se aplica también a partir de los 5.000 euros de ayuda.