Han sido presentados los trabajos de restauración de la fachada de la Universidad de Salamanca, proyecto iniciado a principios del mes de agosto y que pretende no solo su conservación y mantenimiento, sino también contribuir al mejor conocimiento y difusión de tan emblemático espacio del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León

Salamanca – 6 SEP 2016 – Redacción

La implicación de la propia Universidad de Salamanca y de la Junta de Castilla y León, así como de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, está facilitando el desarrollo de un proyecto integral, basado en la colaboración interinstitucional y en la participación público-privada, que servirá no solo para restaurar, sino también para contribuir al mejor conocimiento y difusión de tan emblemático espacio.

Una actuación que comenzó a fraguarse en febrero de 2011, con el desarrollo de una primera fase, en la que gracias a la colaboración de ENUSA, se realizaron los estudios previos necesarios para diagnosticar y documentar el estado real de la fachada y para redactar un proyecto de intervención adecuado a sus necesidades.

Detalle de la fachada de la Universidad de Salamanca donde se puede apreciar la famosa rana sobre la calavera

Detalle de la fachada de la Universidad de Salamanca donde se puede apreciar la famosa rana sobre la calavera / FSMLR

 

Diagnóstico y estado de la fachada

Los análisis realizados durante la fase de estudio arrojaron como principal conclusión que la Fachada presentaba un buen estado de conservación, aunque se detectaron algunos desplomes históricos que no constituyen un riesgo estructural y lesiones en la piedra, provocadas, entre otros motivos, por los cambios bruscos de temperatura.

Los daños ocasionados por la humedad, algunas fisuras y grietas y la suciedad generalizada completan el cuadro de patologías de la fachada. Lesiones que se aprecian también en la ornamentación escultórica del conjunto, que ha sufrido pérdidas de volumen y material.

Trabajos de restauración

Se ha efectuado una limpieza superficial de la fachada, destinada a eliminar polvo y suciedad. Paralelamente, se trabaja en la restauración de los pináculos y en la realización de los ensayos encaminados a determinar el mejor método para retirar una pátina aplicada en los años ochenta, que impide la correcta transpiración de la piedra.

Para frenar el efecto de la humedad en la fachada, se sustituirá la actual cubierta por una nueva que mejore la ventilación, estanqueidad e impermeabilización del espacio y que facilite la evacuación del agua de lluvia. Del mismo modo, se restaurarán las esculturas que así lo requieran y se eliminará la suciedad y la costra biológica adherida a la fachada. Se trabajará, igualmente, en la consolidación y el saneado de la piedra, así como en la eliminación de sales y en la reintegración volumétrica. Se procurará armonizar cromáticamente el conjunto y se instalará un sistema destinado a evitar la presencia de aves. Toda la actuación se llevará respetando la historia del edificio, utilizando métodos y materiales estables, reversibles y homogéneos y documentando cada paso de la intervención.

Monitorización

Con el fin de facilitar la mejor conservación y mantenimiento de la fachada se ha procedido a la monitorización interior y exterior del espacio, mediante la instalación de sensores ambientales y estructurales que servirán para comprender mejor el comportamiento del conjunto en relación con el clima exterior.

Un proyecto participativo

Otra constante en el proyecto de restauración de la Fachada Rica ha sido considerar el ámbito de la intervención más allá de su lienzo principal, atendiendo a su historia y extendiéndolo al volumen completo del conjunto. Más aún cuando el muro de la fachada cierra espacios tan emblemáticos como la sala de manuscritos e incunables, que atesora algunos de los ejemplares más importantes de la biblioteca salmantina, legajos que han servido de inspiración en el diseño de la lona de obra, creada a partir de las letras de estos manuscritos que sirven para perfilar la imagen de la fachada.

Para facilitar la implicación de la sociedad con el proyecto durante la restauración se mantendrá el programa de difusión con el punto de información de la Plaza de las Escuelas, con la organización de unas jornadas especializadas y con la planificación de visitas técnicas.

La actuación integral en la fachada, que ha supuesto una inversión total de 590.000 euros, concluirá este año y servirá para armonizar y remozar el conjunto de cara a la próxima conmemoración en 2018 de la fundación de la Universidad de Salamanca.