Ruralsuite Hotel Apartamentos, situado en Cascante, a pocos kilómetros de las Bardenas Reales, ha obtenido el Premio Mundial de Turismo Responsable en los World Responsible Tourism Awards 2015, fallados recientemente en Londres

Pamplona – 18 AGO 2015 – Redacción

Este galardón, sumado a los diversos reconocimientos obtenidos por la ciudad de Pamplona como ciudad plenamente accesible, consolidan la apuesta que desde la comunidad Foral se hace para fomentar el turismo inclusivo, es decir, adaptado, accesible y sostenible para todos.

Ruralsuite Hotel Apartamentos es un proyecto ideado por Paco Irízar, ingeniero industrial que tuvo muy clara la orientación del diseño y la funcionalidad del hotel cuando lo comenzó hace seis años. “Desde que se gestó el proyecto, y por pura convicción, decidimos que uno de los pilares debía ser la Responsabilidad Social Corporativa”. Y él mismo diseñó mobiliario de cocina que se transforma cuando lo quiere usar un cliente desde su silla de ruedas, por ejemplo. Las cajoneras bajo el fregadero se retiran y queda el espacio libre para la silla. Igualmente con la placa vitrocerámica, si retiramos los cajones bajo ella podemos cocinar desde nuestra silla, sin obstáculos.

Ruralsuite Hotel Apartamentos en Cascante (Navarra)

Ruralsuite Hotel Apartamentos en Cascante (Navarra)

Todas las habitaciones del RuralSuite Hotel Apartamentos disponen de baño universal, siempre sin descuidar el diseño, y las que tienen dos baños incorporan también ducha hidromasaje. Si un cliente tiene un problema durante el tiempo de baño, la alarma se activa en el teléfono móvil del propietario, en el del gerente y en el de Recepción. Y además se activa una alarma sonora en el salón de la misma suite y otra lumínica, por si quien está en el salón, por ejemplo viendo la televisión, tuviese baja audición. Y todo ello sin perder de vista el diseño, que los espacios sean universales, integradores, para todos, por más accesibilidad que ofrezca el hotel.

Al margen de RuralSuite, otros establecimientos navarros ofrecen esta facilidad a la personas con movilidad reducida. Destaca por ejemplo la casa rural Utxunea de Donamaría, en la comarca más virgen de Bidasoa, que es íntegramente accesible. Las personas con movilidad reducida encontrarán aquí puertas y pasillos muy amplios, cocina y baños adaptados, una terraza muy amplia e igualmente accesible y habitaciones muy cómodas. Destaca que se haya cuidado especialmente los colores en las paredes libres de obstáculos para personas con diferente grado de ceguera, y se ha instalado un sistema de timbre pensado para las personas sordas.

Otro proyecto muy importante de turismo inclusivo y sostenible está en el Valle de Ollo, donde la cooperativa de iniciativa social Gure Sustraiak inauguró en 2014 un innovador albergue diseñado y construido con criterios de accesibilidad y sostenibilidad ambiental. El albergue permite disfrutar de un turismo inclusivo a personas con discapacidad, así como de estancias formativas, deportivas y de ocio terapéutico. Cuenta con 80 plazas en total, 24 para personas con movilidad en sillas de ruedas y 50 para personas con movilidad reducida, discapacidad intelectual y/o sensorial.