La riqueza vitícola de España se hace visible en la cantidad de rutas de enoturismo que tenemos a nuestra disposición para disfrutar y conocer los diferentes vinos que se producen en cada región.

Una de ellas es el Penedés, en Cataluña, situada entre Barcelona y Tarragona, entre la costa mediterránea y la sierra prelitoral, y que se divide a su vez en tres comarcas: Alto Penedés, el Garraf, y el Bajo Penedés. Es una de las zonas vitícolas más antiguas de Europa, y aunque es más famosa por la producción de cava, el Penedés posee una Denominación de Origen propia que respalda unos exquisitos vinos tintos y blancos reconocidos a nivel internacional.

¿Cómo son los vinos del Penedés?

La mayoría de los vinos de esta zona son jóvenes y muy aromáticos. Los vinos blancos son afrutados y los tintos más corpulentos e intensos. Sin embargo, el protagonismo lo tiene el cava, un vino espumoso natural famoso por ser utilizado en celebraciones y momentos más especiales. No podrás volver a casa sin antes haber probado alguno de los mejores y famosos cavas del Penedés.

Bodega modernista en El Penedés

Bodega modernista en El Penedés

¿Qué te ofrece el Penedés?

Además del vino, el Penedés ofrece un paisaje espectacular y único que no deja indiferente: las masías, los extensos viñedos, su riqueza patrimonial, sus diferentes bodegas,… Un entorno inigualable para disfrutar además de la mejor gastronomía catalana y divertirse en sus fiestas populares.

En tu ruta enoturística no puede faltar una visita a los conjuntos patrimoniales que alberga esta bella región, como el conjunto monástico de Sant Sebastià de Gorgs, una de las muestras románicas más importantes de la zona, el conjunto de Olèrdola, y los castillos de Gelida Mediona, Sant Martí Sarroca, y el de Castellet. Si te gusta algo más actual, también puedes optar por la ruta modernista, y visitar Sant Sadurní d’Anoia, Vilafranca del Penedès y Gelida, sin obviar uno de los edificios más representativos, el Cavas Codorniú, de Josep Puig i Cadafalch. Los amantes de la naturaleza también tienen la opción de realizar excursiones a pie, a caballo o en bicicleta por los viñedos, y los que opten más por el camino cultural pueden hacer una visita al VINSEUM (Museo de las Culturas del Vino de Catalunya) o al CIC Fassina (Centro de Interpretación del cava). La diversidad de opciones de enoturismo hace del Penedés una región óptima para todos los gustos.

Nada como probar los exquisitos vinos del Penedés con unos buenos platos típicos autóctonos. La cocina de esta región se basa en aves de corral, como los patos mudos o los gallos de raza Penedés. También puedes degustar otros platos típicos como el xató, y mención especial merecen los embutidos artesanales y la pastelería, en la que destacan las catànies, los carquiñolis, la coca y las garlandas.

Sabemos que, como amantes del vino, disfrutar de esta exquisita bebida es mejor si lo hacemos directamente en la tierra de donde procede. No dejes pasar la oportunidad de conocer una de las zonas más ricas y más interesantes a nivel vitícola en nuestro país. Una de las bodegas más relevantes de esta zona es Bodegas Torres, donde podrás descubrir a fondo los diferentes matices y variedades del vino del Penedés.

+info www.enoturismepenedes.cat