La Diputación de Salamanca presentó como novedades en la Feria de Turismo de Interior (INTUR) 8 rutas ornitológicas y el nuevo mapa turístico provincial, para que el viajero conozca las principales opciones turísticas, gastronómicas y de ocio a su alcance, de un solo vistazo

Salamanca – 30 NOV 2015 – Redacción

Salamanca cuenta con una singular riqueza paisajística y gracias a su ubicación geográfica estratégica, entre la meseta y Extremadura, es un territorio de paso de numerosas especies.

Dentro de la red Natura 2000, la provincia cuenta con 11 Zonas de especial protección para las aves (ZEPA), que incluyen una superficie de 214.000 hectáreas, un 17,33 por ciento del territorio total de la provincia. Estas zonas son: Arribes del Duero, Campo de Argañán, Campo de Azaba, Campos de Alba, Candelario, Las Batuecas-Sierra de Francia, Quilamas, Riberas de los ríos Huebra y Yeltes, Riberas del río Águeda, Río Alagón y Tierra de Campiñas.

Dehesa en Salamanca

Estas 8 rutas ornitológicas van dirigidas a distintos públicos, ya que incluyen caminos de dificultad baja o media, y están pensadas para alimentar la curiosidad o la afición a la experiencia singular que ofrece la observación de las aves.

Cada una incluye una ficha con los datos de interés, como pueden ser el tipo de ruta, la distancia, el tiempo de recorrido, las aves que se pueden ver, la época recomendada para realizar la ruta y las coordenadas de inicio. También se ofrece una sencilla descripción de los principales valores patrimoniales y medioambientales de la ruta, con énfasis en las aves de la zona.

En total, se han editado 5.000 ejemplares y la información también estará disponible en la web turística provincial. La inversión total ha sido de 4.100 euros.

Por otro lado, se ha llevado a cabo la renovación y actualización del mapa turístico provincial, que data el año 2002, para incluir los nuevos productos y ofertas turísticas creadas en la provincia.

El mapa recoge en cada municipio su correspondiente identificador de las distintas propuestas naturales, patrimoniales, gastronómicas y de servicios turísticos, tales como conjuntos históricos, yacimientos arqueológicos, castros, castillos, sitios o jardines históricos de interés, entre otros.

También en cuanto a turismo activo se refiere, se reflejan los principales senderos de gran recorrido, las rutas de peregrinación, vía verde, así como símbolos de distintas instalaciones: balneario, BTT, esquí, ganadería de bravo, golf, multiaventura, paseos en barco, etc. Como, igualmente, se destacan experiencias gastronómicas como bodegas, oleoturismo o queserías, sin olvidar las oficinas de información turística, museos, miradores y albergues de peregrinos.

En el reverso del mapa, del que se han editado 20.000 ejemplares y ha supuesto una inversión de 5.500€, se ofrece una información de aquellos productos turísticos más relevantes o impulsados por la Diputación en los últimos años: la Ruta de los Conjuntos históricos, Siega Verde, ruta del Mudéjar, Territorio Vetón, Caminos de Arte en la Naturaleza. Y se complementa con una visión de los distintos territorios o comarcas turísticas salmantinas: Arribes del Duero, Ciudad Rodrigo y la Frontera, Sierra de Francia, Sierra de Béjar y Candelario, Condados y Ducados, y El Campo Charro.