La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía entregó en la tarde de este martes día 6 de octubre los Premios Andalucía de Medio Ambiente 2015 en el Teatro Central de la Cartuja, en Sevilla

Sevilla – 23 OCT 2015 – Redacción

Estos premios, que cumplen su décimo noveno aniversario, reconocen a todas aquellas personas, colectivos y empresas de la comunidad autónoma andaluza que han destacado con su trabajo en la defensa y desarrollo de los valores medioambientales en distintas disciplinas y actividades.

En el apartado de valores naturales de Andalucía, el premio recaía en esta ocasión en el Fondo para la Custodia y Recuperación de la Marisma Salinera –Salarte- fundada en 2012. Salarte es una ONG privada formada por profesionales independientes que trabaja en la recuperación, gestión y revalorización de las salinas litorales, la conservación de la biodiversidad y el fomento del empleo local. Gestora de La Covacha, es la única ONG en Andalucía que gestiona una zona de reserva de la Red de Espacios Naturales Protegidas de la Andalucía, donde realiza labores de conservación con la colonia de espátulas, rutas guiadas, voluntariado, turismo ornitológico y actividades con escolares.

Salinas en Cádiz / Foto de Cadizturismo

Salinas en Cádiz / Foto de Cadizturismo

Juan Martín Bermúdez, presidente de Salarte, recibía el premio acompañado por los mariscadores profesionales puertorrealeños Juan y Ricardo Ariza Jurado, conocidos como los Machaca, de manos de Carmen Ortiz, consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo de la Junta de Andalucía. Tras recibir la hermosa escultura obra del artista sevillano Chiqui Díaz, Martín se dirigía a los presentes para agradecer un reconocimiento “que Salarte brinda a los hermanos Ariza a través de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio que nos ha concedido el honor de estar este año entre los premiados. Sin duda, este es un premio que merecen más que ningún otro estas dos personas que me acompañan, personas sencillas, humildes, trabajadoras de día, noche y madrugada, con un conocimiento del medio que ya quisiéramos para nosotros muchos de los que hoy estamos en esta sala”.

Martín continuó diciendo, “Este reconocimiento nos estimula aún más a trabajar día a día en la recuperación de las salinas tradicionales y no cejar en nuestro empeño a pesar de tener que soportar continuos ataques al trabajo de los hermanos Ariza, a quienes hace apenas tres días les robaron el bote que necesitan para acceder a la Covacha, entre otras fechorías que ocurren en un territorio sobre el que trabajamos a destajo para devolverle el brillo de antaño. Nuestro objetivo es recuperar la marisma salinera y el vínculo ciudadano con el territorio, poniendo en valor el saber hacer de salicultores y mariscadores para generar territorios vivos que alberguen biodiversidad, cultura, valor añadido y empleo. Gracias a la confianza depositada por el Parque Natural Bahía de Cádiz y la Delegación Territorial en Salarte, estamos desarrollando un modelo de gestión que involucra a la población local en la gestión de la biodiversidad y la hace partícipe de su custodia y conservación”.

El Fondo para la Custodia y Recuperación de la Marisma Salinera trabaja en un proyecto de gestión integral de la Isla de La Covacha que saca a la luz los servicios ambientales que presta el ecosistema, aumenta el valor social y cultural de la marisma, demuestra la viabilidad de recuperar salinas abandonadas y sirve como modelo de gestión extrapolable a otras salinas, provincias y regiones. Salarte aporta un enfoque socioecosistémico en la gestión integrada del litoral: concibe al ser humano como un elemento esencial en la gestión del ecosistema, lo convierte en pieza clave para manejar el agua, velar por los recursos frente a usos ilícitos y lo hace partícipe de la gestión de la biodiversidad. La ONG ahora reconocida también innova porque trabaja en red y anima a la sociedad civil a dar un paso adelante y comprometerse con el territorio mediante la asunción de responsabilidades de gestión mediante acuerdos con propietarios, administración o concesionarios del D.P.M.-T., a asumir la custodia del territorio como una opción para conservar la naturaleza y recuperar el concepto de conservar la biodiversidad mediante la gestión de territorios vivos, haciendo protagonista a la población local.

Con un bagaje de diecinueve ediciones, los premios Andalucía de Medio Ambiente son el máximo galardón que otorga el Gobierno de Andalucía en materia ambiental e incluyen nueve modalidades diferentes. Junto a la ONG gaditana Salarte, también se reconocía en esta edición a la cooperativa Coforest, el boletín de WWF España ‘InfoDoñana’, el proyecto Playa Casita Azul del Ayuntamiento de Isla Cristina (Huelva), la Red Andaluza de Ecoescuelas, la Asociación Ave Fénix, Thalassa Taller de Vino, al profesor, Valeriano Ruiz y al biólogo, Fernando Molina, a título póstumo.