El Consejo de la Red de Parques Nacionales ha aprobado el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, que es uno de los últimos trámites que tenía que superar este documento para su entrada en vigor

Daimiel (Ciudad Real) – 10 MAR 2017 – Efeverde

El texto, que llevaba elaborándose desde el año 2011 cuando la comisión mixta de gestión de los Parques Nacionales de Castilla-La Mancha lo puso en marcha, deberá ahora ser aprobado por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha y publicado para su entrada definitiva en vigor, según han informado a Efe fuentes del organismo autónomo Parques Nacionales.

La elaboración del PRUG del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel ha sido uno de los objetivos fundamentales en los que han trabajado en los últimos años los responsables de la gestión del parque, el patronato, el organismo autónomo Parques Nacionales y la Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, Ciudad Real

Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, Ciudad Real

El documento recoge los objetivos básicos de gestión del espacio protegido, entre ellos desarrollar las actuaciones precisas para restaurar y mantener el funcionamiento hídrico del humedal, la calidad de su agua y los recursos naturales.

Para ello, se propone tomar como referencia la situación anterior a las grandes transformaciones que tuvieron lugar a partir del proyecto de desecación de 1956.

El plan rector también establece como prioridad mantener las características geológicas y geomorfológicas del espacio que permiten la funcionalidad y dinámica físico-química y biológica propia del humedal.

También se recoge como fin de este plan restaurar, en el sistema natural del humedal, aquellos hábitats de interés comunitario prioritarios del parque nacional que garantice, al menos, la cobertura vegetal reconocida para su clasificación como espacio Red Natura.

Protección de la flora y de la fauna

Otros objetivos son proteger y conservar la flora y la fauna, preservar los procesos naturales, mantener la diversidad genética de las especies y restaurar sus sistemas naturales característicos, además de establecer las medidas necesarias para proteger y conservar las especies de aves presentes en el parque nacional y otras importantes de flora y fauna.

El incremento de la biodiversidad del parque nacional a través de un programa de restauración de hábitats terrestres para recuperar un mosaico de diferentes formaciones vegetales y regular en los hábitats terrestres los usos, actividades y aprovechamientos tradicionales compatibles con la conservación del parque nacional es otro de los fines que establece el plan rector.

Con relación al uso público, el documento marca las acciones a tomar para consolidar el uso público, orientado a facilitar un contacto estrecho entre las personas y la naturaleza, analizando la demanda, y compatibilizándolo con los objetivos del parque.

Educación ambiental

También plantea orientar el sistema de uso público a una vertiente más educativa y colaborar en programas específicos de instituciones y colectivos que favorezcan la inclusión de la educación ambiental en la educación reglada.

En cuanto a las relaciones con el entorno y la participación social, se busca fomentar un marco armónico de relaciones entre el parque y su entorno a través de la cooperación, intercambiar información y la mutua colaboración, y establecer cauces apropiados para intensificar la participación de diferentes agentes sociales, sectores y particulares implicados o vinculados al espacio.

Igualmente, se marca como reto mantener el programa de voluntariado ambiental en colaboración con organizaciones no gubernamentales y promover la cooperación con la población local y los colectivos del entorno para beneficio mutuo. Efeverde