Cortegada (Orense) regala una aldea a quien la restaure para uso público
Orense – 10 NOV 2015 – lavozdegalicia.es
El concello orensano de Cortegada (1.277 habitantes) está en venta. O por lo menos una pequeña parte. La lucha contra el despoblamiento del rural ha llevado a muchos ayuntamientos a tirar de iniciativas novedosas. De proyectos que atajen la sangría que supone la falta de población. Cortegada vende a cero euros la localidad de A Barca. «No la regalamos», explica el alcalde. Cualquier particular o empresa puede hacerse con doce viviendas semiderruidas de piedra a cambio, eso sí, de conformar un núcleo único que lo convierta en referente turístico y cultural del concello. O lo que es lo mismo: Cortegada cambia pueblo por turismo.
Cortegada cambia pueblo por turismo

Cortegada cambia pueblo por turismo

El regidor detalla que la localidad de A Barca recibe este nombre porque desde 1498 (desde cuando se tienen documentos) era el lugar de paso de una orilla a otra del río Miño. La construcción de un puente y del embalse de Frieira, en el siglo XX, fue poco a poco dejando la localidad sin habitantes. El puente acabó con el negocio de los barcos y el embalse anegó las tierras de labranza. Los vecinos cogieron su indemnización y se desplazaron a otras zonas, dejando A Barca despoblada.

«Hace más o menos un año llegué a un acuerdo con Fenosa para que cediera al Concello estos terrenos. Entonces ya pensamos en la posibilidad de darles alguna utilidad que fuera beneficiosa para todos. Es un lugar privilegiado, con un entorno bucólico, ideal para instalar algún espacio de turismo rural.

Está, además, muy bien situado», explica el alcalde.

Ya hay demanda. «A modo particular muchas personas, pero quieren utilizarlo de forma privada. También se han interesado dos empresas, una inglesa y otra alemana, que estarían dispuestas a rehabilitar las doce casas y darles contenido turístico». Desde el Concello se ha preparado un proyecto base de lo que sería el conjunto, aunque el regidor apunta, rápidamente, que están abiertos a cualquier propuesta que redunde en beneficio para todo el pueblo. «Según un proyecto que se ha realizado desde el Concello, además de aprovechar este recurso, la puesta en marcha de un complejo turístico podría suponer para Cortegada veinte nuevos puestos de trabajo», dice el alcalde.

Los alemanes ya han viajado a esta localidad en el corazón de O Ribeiro. Concretamente un grupo de médicos que pretenden, según explica el regidor, crear en el lugar un centro de enfermedades cardiovasculares. «No hay nada cerrado, pero el hecho de que hubieran viajado hasta aquí y solicitado todo tipo de documentación significa que es algo serio». De momento una propuesta respalda el futuro de la iniciativa, que seguramente será exportada a otras localidades.