El 40% de las más de 11.000 especies de aves que habitan el planeta se hallan en declive poblacional y una de cada ocho está en situación de amenaza. Es la principal conclusión de la evaluación global sobre el estado de a avifauna realizada por la federación ambiental BirdLife, de la que SEO/BirdLife forma parte y que ha sido presentada en Abu Dhabi, en el marco de un encuentro internacional sobre aves migratorias.

Entre las especies destacadas por los autores se encuentra la tórtola europea, especie que experimenta una caída de sus poblaciones del 25,02% en el periodo 1998-2017  en España. El estudio también subraya la frágil situación de aves tan populares como el frailecillo atlántico, el loro gris o el búho nival.

En términos generales, las prácticas agrícolas insostenibles constituyen el mayor motor de las aves en todo el mundo. De hecho, la expansión e intensificación agrícola, la principal causa a nivel global, afecta a 1.091 aves amenazadas a nivel mundial (74%). Le sigue la tala, que afecta a 734 especies (50%) y, después, las especies exóticas invasoras, que amenazan a 578 (39%) especies de aves. Asimismo, la caza y la captura de aves ponen en peligro a 517, el 35% de las especies.

Además de estas amenazas, ya clásicas, los autores del estudio subrayan que el cambio climático representa una amenaza emergente y cada vez más grave. En estos momento, afecta a al 33% de las especies globalmente amenazadas y agrava las amenazas que sufren el resto de aves.

La investigación resalta, entre otras amenazas, el uso de insecticidas neurotóxicos, los conocidos neonicotinoideas, cuyo efecto devastador para las poblaciones de aves acumula evidencias. Por ejemplo, un reciente estudio sobre individuos de gorrión de corona blanca expuestos a este compuesto constata pérdida de una cuarta parte de su masa corporal y de sus reservas de grasa. La neurotoxina también afectó la orientación migratoria de las aves.

“El continuo deterioro de las aves en el mundo ha de observarse como un problema ambiental, social y, también, económico. Las tendencias poblacionales de las aves, el grupo faunístico mejor estudiado, reflejan a menudo las de otras especies y son altamente sensibles a los cambios del medio ambiente. Las malas noticias para las aves son malas noticias para el planeta y para todos los que vivimos en él. Son el canario en la mina de carbón de La Tierra”, apunta la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.

Sobre BirdLife Internacional

BirdLife International es la federación de conservación de la naturaleza más grande del mundo compuesta por 120 entidades en todo el mundo –uno por país-, 11 millones de partidarios, 7.000 grupos conservacionistas locales y 7.400 empleados. Como autoridad oficial para las aves de la Lista Roja de la UICN, BirdLife coordina el proceso de evaluación de las 11.000 especies de aves del mundo en relación con las categorías y criterios de la Lista Roja, con el fin de evaluar su riesgo de extinción.