Ante la denuncia presentada por SEO/BirdLife en 2011, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha declarado la nulidad del Plan Parcial de “Cabeza de Caballo” en Navahondilla (Ávila)

Ávila – Redacción – 4 DIC 2013

La sentencia deja claro que, al igual que este caso y ante situaciones análogas, se anularán las reclasificaciones de suelos no urbanizables incluidos dentro de espacios protegidos de la Red Natura 2000, aunque éstas se basen en normas urbanísticas aprobadas hace 10 años, tal y como ha ocurrido en diversas zonas de Castilla y León, ya que la declaración de estos espacios protegidos es anterior.

En 2003 se modificaron las normas urbanísticas municipales de Navahondilla con el objetivo de recalificar como suelo urbanizable varias parcelas clasificadas anteriormente como suelo rústico, parte de ellas localizadas en un espacio protegido de la Red Natura 2000 y dentro del ámbito de aplicación del Plan de Recuperación del águila imperial ibérica en Castilla y León.

El Plan Parcial aprobado para el municipio pretendía promover un desarrollo urbanístico que consistía en la construcción de una macrourbanización de 55,81 hectáreas con campo de golf a las afueras del casco urbano de Navahondilla. En total 1.106 nuevas viviendas, en un municipio que apenas llega a los 350 habitantes.

En su fallo, favorable a SEO/BirdLife, el TSJ de Castilla y León, ha tenido muy en cuenta tanto los criterios ambientales como otros más “logísticos”, pues consideró que no estaba garantizada la disponibilidad de agua para abastecer a 1.106 viviendas y a un campo de golf de grandes proporciones.

Desde el punto de vista ambiental, el Plan Parcial anulado clasificaba como urbanizable una parte de un espacio protegido a nivel europeo, perteneciente a la Red Natura 2000 denominado “Cerro de Guisando”, declarado como ZEPA (Zona de Espacial Protección para las Aves) y LIC (Lugar de Importancia Comunitaria). Además, parte de los terrenos que se pretendían urbanizar, se incluían dentro del Área Crítica definida en el Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica aprobado por la Junta de Castilla y León en 2003, en cuyo ámbito no se pueden realizar este tipo de desarrollos urbanísticos, ya que se trata de suelos sometidos a un régimen especial de protección incompatible con su urbanización.

De acuerdo con la sentencia emitida por los tribunales, se anula la clasificación como urbanizable que las Normas Urbanísticas de 2003 hacían del suelo comprendido en el LIC y la ZEPA “Cerro de Guisando”, debiendo clasificarse como suelo rústico protegido.

Por último, hay que destacar, que esta sentencia no indica que aquellos municipios que tienen la suerte de contar dentro de sus límites municipales con espacios de la Red Natura 2000, no puedan realizar ninguna actividad o contar con determinado tipo de desarrollo.Precisamente viene a aclarar que determinadas actividades pueden ser compatibles con la conservación de estos espacios protegidos, sus especies y sus hábitats, que otras deben estar sometidas a mecanismos de evaluación ambiental y que otros desarrollos o usos son totalmente incompatibles con la conservación del patrimonio natural, así como con el cumplimento de la legislación vigente.

SEO/BirdLife recuerda la importancia de aprobar los obligados planes de gestión de los espacios de la Red Natura 2000 que no sólo van a establecer las limitaciones que pudieran conllevar sino también las oportunidades de desarrollo y financiación de los municipios integrados en estos espacios. Al mismo tiempo se ahorrarían multitud de recursos y tiempo ante proyectos de este cariz, ya que los promotores serían conscientes de los problemas de conservación asociados, evitando iniciar los trámites y buscando alternativas de ubicación fuera de la Red Natura 2000.

La Red Natura 2000 es un conjunto de espacios protegidos europeos en los que conviven la naturaleza y la actividad humana, de altísimo valor ecológico, social y económico. Proporciona a los ciudadanos europeos servicios valorados entre 200 y 300 mil millones de euros al año (Fuente: Comisión Europea). El desarrollo de la Red Natura 2000 en España supondrá un incremento en el Producto Interior Bruto entre 0,1% y el 0,26%.