La memoria constituye uno de los puntos clave sobre los cuales se apoya el sentir cultural de los pueblos; esa cultura que habla de un tiempo y su gente, un valor que no debe caer en el olvido

León – 28 JUN 2016 – Redacción

Fruto de dicha inquietud, la investigadora leonesa Lourdes Getino, inicia un ambicioso proyecto destinado a rescatar la memoria teatral de lo acaecido a mediados del siglo XX en León. Una boyante capital de provincias que contaba con uno de los mejores edificios de la época en cuanto a instalación teatral se tratara. El Teatro Emperador, ilustre foco del arte leonés, condenado al olvido durante los últimos años y dejado a su suerte gracias al desinterés general y la desidia de los órganos de poder.

Esta aproximación al estudio de su cartelera durante los años citados entre 1951 y 1955 se perfila como una ardua labor, ante la ausencia de bibliografía específica y la ya de por sí complicada labor de indagación en el periodo franquista. Complicada labor que sin embargo Lourdes Getino ha sabido llevar a buen puerto con el fin de homenajear a la tradición teatral con preferencia localista, una función necesaria tanto para futuros campos de investigación como para la reactivación de estos espacios escénicos olvidados, de los cuales la sociedad debe tomar conciencia y rescatarlos, pues a ellos pertenecen a pesar de los obstáculos.

Teatro Emperador

Teatro Emperador

La investigación surge como Proyecto Fin de Máster dentro del programa en Formación e Investigación Literaria  y Teatral en el Contexto Europeo, dirigido por Ana María Freire perteneciente a la UNED. En las más de 170 páginas que lo engloban se ofrece una visión concreta de aquel teatro eminentemente comercial, ligado a la tónica general de la época cuyo enfoque paternalista y conservador limitaba en gran medida la posibilidad creativa. Pero al mismo tiempo afortunado, al posicionarse como un hecho ejemplar aunque aislado, pues el desánimo de la sociedad de posguerra se vio alterado por el desarrollo industrial y el crecimiento demográfico, lo cual demandaba en una ciudad en expansión nuevos servicios y una oferta de ocio necesaria para la evasión.

Entre los documentos más significativos encontramos los programas de mano originales, conservados en los fondos de la Biblioteca Pública de León, con información práctica sobre representaciones, compañías y aspecto utilitarios; pintoresco testigo del esplendor de una época ya olvidada, que permanece gracias a testimonios tan valiosos como los dejados por Francisco Pérez Herrero, prestigioso poeta y escritor quien ejercía como crítico durante aquellos años en el periódico el Diario de León.

Acercarse mejor a este proyecto con alma de movilización es posible gracias al desarrollo de un portal web creado para la ocasión, con el fin de conocer mejor esta ambiciosa y necesaria investigación, de una manera sencilla y didáctica.  Cuyo último fin consiste en rescatar la institución que un día fue el Teatro Emperador para devolverle todo su significado, adaptándolo a los nuevos tiempos y como un agente más en activo del panorama cultural leonés.

Un enclave clausurado, desde el 2006, sobre el que efectuar un llamamiento tanto a la administración pública como a entidades privadas para devolverlo a la vida, mediante una financiación y un programa de rehabilitación necesario que solo será posible gracias a labores tan destacadas como esta, y al ímpetu de una sociedad que necesita reactivar parte de su patrimonio para ofrecerle un mejor futuro y mayores expectativas, tanto al teatro como a su gente.

Tirso Otero Sánchez

Sobre Lourdes Getino Benavides. 1979, León

Diplomada en Biblioteconomía y Documentación por la Universidad de León en 2001, para posteriormente Licenciarse en Documentación por la Universidad de Granada. Apasionada de la cultura y con vocación teatral, amplía su conocimiento en la materia gracias al curso de Técnico de  Maquinaria Escénica y Construcción de Decorados en la Escuela Pública de Formación Cultural de Andalucía, para posteriormente formar parte profesional del centro como Ayudante Técnica de Formación durante  cinco años.

Su larga trayectoria profesional se complementa con labores de producción, distribución, iluminación y fotografía, un amplio abanico de tareas dentro de su recorrido como gestora y agitadora cultural. Con su investigación sobre el Teatro Emperador marca un punto y seguido, destinado a rescatar su legado y a continuar construyendo cultura con visión de futuro.

Acercarse mejor a este proyecto con alma de movilización es posible gracias al desarrollo de un portal web  creado para la ocasión, con el fin de conocer mejor esta ambiciosa y necesaria investigación, de una manera sencilla y didáctica.  Cuyo último fin consiste en rescatar la institución que un día fue el Teatro Emperador para devolverle todo su significado, adaptándolo a los nuevos tiempos y como un agente más en activo del panorama cultural leonés.

Un enclave clausurado, desde el 2006, sobre el que efectuar un llamamiento tanto a la administración pública como a entidades privadas para devolverlo a la vida, mediante una financiación y un programa de rehabilitación necesario que solo será posible gracias a labores tan destacadas como esta, y al ímpetu de una sociedad que necesita reactivar parte de su patrimonio para ofrecerle un mejor futuro y mayores expectativas, tanto al teatro como a su gente.

www.teatroemperador.es
Facebook.com/teatroemperador
Twiter:@temperadorleon
Email: teatroemperadordeleon@gmail.com

Teatro Emperador

Teatro Emperador