El Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad incorporó al listado a 25 nuevos elementos, entre ellos tres latinoamericanos

Madrid – Redacción – 10 DIC 2013

Al finalizar el examen de las candidaturas de inscripción para 2013, los miembros del Comité aceptaron las propuestas de Brasil, Perú y Venezuela como parte de las tradiciones, ceremonias y conocimientos ancestrales que merecen formar parte de la riqueza espiritual universal.

Del llamado gigante sudamericano fue sumado al registro el «Círio de Nazaré», una procesión religiosa realizada en la ciudad de ese nombre, del estado de Pará, adonde acuden multitudes originarias de todo el país y se mezclan lo sagrado con las celebraciones mundanas.

Figuran como Patrimonio de la Humanidad, asimismo, las técnicas y rituales vinculados a la renovación anual del puente Q’eswachaca, que une las dos laderas de un desfiladero del río Apurímac, ubicado en los Andes meridionales de Perú.

Los trabajos duran tres días y agrupan a familias de cuatro comunidades vecinas, cuyos miembros trenzan paja para fabricar sogas y anudarlas hasta formar el puente.

También fue inscrita La Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire, de Venezuela, una serie de festejos y ritos populares que simbolizan el espíritu de lucha contra las injusticias y las desigualdades, señala el comunicado de la Unesco.

De Vietnam quedaron registrados los cantos del Do ca tài tu, arte musical y vocal de las poblaciones en los campos y zonas fluviales del sur de ese país.

El listado incluye también tradiciones de Mongolia, Senegal, Francia, Turquía, Rumanía, India, Etiopía, China, Macedonia, Argelia, Bélgica, Italia y Japón, entre otros países.

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura informó que durante la reunión del Comité, celebrada en Bakú, capital de Azerbaiyán, se reconocieron cuatro prácticas como necesitadas de ayuda urgente para garantizar su preservación.

Una de ellas es la Ceremonia de La Paach, realizada cada año por comunidades indígenas del altiplano occidental de Guatemala para conmemorar la cosecha de maíz.

Los trabajos del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad finalizarán el 7 de diciembre

vía Tradiciones latinoamericanas declaradas Patrimonio Inmaterial.